Los productos naturales, más que una tendencia

Una de cada tres empresas biológicas que se crean en la UE es italiana. El sector genera un volumen de mercado de unos tres mil millones de euros


El carrito de la compra de las familias italianas se tiñe cada vez más de verde y mientras los supermercados y las tiendas de alimentación tradicionales sufren con la caída del poder adquisitivo a causa de la crisis, el sector del biológico conoce momentos de bonanza. El consumidor es cada vez más exigente y busca productos sanos y con un origen controlado, como demuestran un reciente estudio de mercado, en el que se confirma que en el 2014, el 59 % de los consumidores italianos han adquirido al menos un producto natural, siguiendo así una tendencia en constante aumento desde el 2012. De estos, además el 37 % compra este tipo de productos al menos una vez a la semana y el 22 % cada día.

Muchos consumidores se quejan del elevado precio de los productos biológicos y por ello no sorprende que quienes dicen adquirir estos artículos sean familias de alta disponibilidad. Para atraerse nuevos clientes, muchos supermercados empiezan a poner en oferta también productos naturales, algo que los consumidores italianos aprecian como muy positivo. El comprador habitual de productos biológicos busca una alimentación sana y cuida su forma física practicando deporte regularmente. Son, sobre todo, las mujeres entre 30 y 44 años, con hijos pequeños y residentes en el centro-norte de Italia, las más interesadas en todo lo que sea biológico y natural.

Los datos no pueden ser más positivos para la principal cadena de supermercados especializada en este tipo de línea de Italia, EcorNaturaSí, que ha aumentado sus ventas un 20 % en el 2014 y durante este año está llevando a cabo una importante política de expansión. A las 131 tiendas repartidas por la península se añadirán otras 15 y se espera además aumentar la presencia en España dónde ya tiene dos supermercados. Así lo confirmó el director general del grupo, Roberto Zanoni, mientras presentaba la nueva imagen de marca, que va acompañada de un nuevo diseño de los supermercados más antiguos.

Nacida en el 2009 de la fusión de la distribuidora Ecor y de la cadena de supermercados NaturaSí, el coloso de la alimentación verde en Italia ha visto como entraba a formar parte de la sociedad Renzo Rosso, propietario de la marca de ropa Diesel, cada vez más interesado en el sector de la agricultura biológica a través de su Diesel Farm.

En el mundo del biológico ya han puesto sus ojos otros grupos de alimentación italianos que están abriendo supermercados con esta filosofía, como el consorcio de productos biológicos Almaverde, que ha firmado un acuerdo con un grupo de distribución para impulsar la cadena Almaverde BioMraket, o el grupo Scotti con la cadena Eurospin.

Detrás de este éxito, en Italia destaca un segmento de la agricultura que, desde hace tiempo, ha puesto su interés en la producción de alimentos sanos, sobre todo este año en el que la Expo de Milán tiene como temática la alimentación. Se calcula que el volumen de mercado que genera este sector en Italia alcanza ya los tres mil millones de euros y participan unas 50.000 empresas, que van desde aquellas que solo producen a las que además preparan y comercializan los productos elaborados. Estas cifras sitúan al país en uno de los Estados miembros con la tasa de presencia de empresas verdes más elevada. Según la Asociación Italiana para la Agricultura Biológica, en Europa, una de cada tres empresas biológicas es italiana.

Renzo Rosso, desde siempre un empresario visionario, es uno de los primeros que ha vuelto su interés hacia el campo y a la producción agrícola compaginando su empresa de ropa vaquera con la producción de vino. Es el camino que están tomando ahora muchos jóvenes italianos. Unos, obligados por la crisis, y otros convencidos de que el sector agrícola debe afrontar una revolución: la vuelta al terruño es una realidad y muchos de ellos se han apuntado a la producción biológica. Al frente del 22 % de estas nuevas iniciativas agrícolas están jóvenes entre los 20 y los 39 años. La innovación ha llegado al campo de muchas maneras, desde la informatización de las actividades agropecuarias, hasta la comercialización a través de nuevos canales como el comercio por Internet. También se ofrecen nuevas propuestas, como actividades recreativas, huertos y granjas didácticas o el turismo de las casas rurales. Lo verde está de moda en Italia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

Los productos naturales, más que una tendencia