¿Qué es el seguro obligatorio de viajeros y qué riesgos cubre?

Esta garantía, que va incluida en el precio del billete, asume todas las lesiones que se produzcan en los trayectos realizados dentro del territorio y los que tienen origen desde España


Con el verano, llega una de las temporadas en la que más desplazamientos se producen. Autobuses, trenes o barcos se convertirán en los grandes protagonistas de muchos de los viajes de los ciudadanos españoles durante esta época estival. Y aunque muchos no lo sepan, con la compra del billete de un medio de transporte el viajero está invirtiendo una parte del importe al pago del seguro obligatorio de viajeros (SOV), una garantía individual que cubre las lesiones ocurridas tanto en aquellos trayectos realizados dentro del territorio nacional como en los que tienen origen en España y cuyo destino es el extranjero.

1. ¿QUÉ ES?

La finalidad del SOV es la de indemnizar a todos los usuarios que sufran daños físicos a causa de un accidente ocurrido durante el desplazamiento en un medio de transporte público -cuando tiene más de nueve pasajeros- español. Si se produce un accidente, esta garantía cubrirá las indemnizaciones y la asistencia sanitaria necesaria de los pasajeros en caso de que se produzca un fallecimiento, la invalidez permanente o una incapacidad temporal.

2. ¿QUÉ CUBRE?

Este seguro protege de todas aquellas lesiones físicas que sufran los usuarios del medio de transporte siempre y cuando estas sean una consecuencia directa de un choque, una salida de la carretera o vía, una explosión, un incendio u otras averías que afecten al vehículo.

Pero, además, en caso de que el accidente se produzca en el justo momento en el que el viajero está accediendo o saliendo del medio de transporte -siempre que se haga por los lugares indicados para ello- o cuando se está entregando o recogiendo el equipaje, el usuario también tiene derecho a la indemnización.

Existen un par de hechos que estarían exentos de entrar dentro del seguro. Aquellos accidentes que estén directamente vinculados con el consumo de alcohol u otras sustancias semejantes, quedarían completamente excluidas de la cobertura.

3. ¿QUÉ TRANSPORTES ESTÁN INCLUIDOS?

Este seguro cubre los viajes largos, que se produzcan por ejemplo en un tren, pero también aquellos más cortos y diarios, como puede ser un autobús urbano. Los medios de transporte que están obligados a incluir este seguro en sus billetes son los autobuses, trolebuses, tranvías urbanos e interurbanos siempre que el transporte realizado sea público. Además, los ferrocarriles, los típicos trenecitos de turismo, los teleféricos, los telesillas, los funiculares, las telecabinas, los telesquís y otros medios de tracción por cable estarán obligados a ofrecer esta garantía a sus usuarios. Pero no solo afecta a aquellos medios que se trasladan por tierra. Las embarcaciones con matrícula española autorizadas para el transporte público de pasajeros (ferris o los usados para paseos turísticos), también deberán contar con el SOV.

4. ¿QUÉ COSTE TIENE?

Su coste está incluido en el precio del billete y está calculado en función de las características del desplazamiento.

5. ¿QUÉ HAY QUE HACER EN CASO DE ACCIDENTE?

En caso de que se produzca una fatalidad, lo más importante y lo que debe recordar cualquier viajero es que resulta fundamental tener guardado el título válido que acredite que ha viajado y tiene derecho al SOV. Por muy rimbombante que suene, lo cierto es que esto únicamente implica tener guardado el billete. Y es que, como en este caso, el usuario no posea una póliza de seguro para tal fin, ni tampoco esté identificado, la única validez legal con la que cuenta es la de este justificante.

Tras este trámite, lo segundo que debe hacer el viajero es informar del accidente al personal de la compañía -que puede ser en el propio medio de transporte, en la estación o en las instalaciones de que disponga la empresa- y acreditar con un certificado médico los daños que se han sufrido. En caso de que se trate de un fallecimiento, los beneficiarios deberán acreditar la muerte con una certificación literal del Registro Civil.

En caso de que las condiciones del accidente imposibilitan la existencia de un ticket o billete, por ejemplo en caso de que se produzca un incendio, se presumirá que el accidentado está provisto de un billete, exigiendo, en caso de reclamaciones posteriores de menor gravedad, que se demuestre la condición de viajero.

6. ¿QUÉ INDEMNIZACIONES TIENE?

Este es sin duda uno de los puntos más criticados del SOV. Las indemnizaciones son consideradas por muchos como poco proporcionadas y sobre todo anticuadas, ya que la ley que las regula ya tiene un cuarto de siglo de vigencia.

De esta forma, la cuantía es considerada como muy baja, a pesar de que el importe se ha ido actualizando con el IPC. Un ejemplo para dar cuenta de las críticas es que, si por ejemplo el viajero sufre un accidente que acaba provocándole la muerte, la cuantía será de 75.900 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

¿Qué es el seguro obligatorio de viajeros y qué riesgos cubre?