Alex Gorsky. Presidente de Johnson&Johnson
«25 millones por la hepatitis c»


Hace unos pocos días, Johnson and Johnson, la compañía del área de salud más grande del mundo anunciaba que había decidido subir el sueldo de su CEO y presidente, Alex Gorsky. Y además no se lo subían un poquito, no. Se lo subían un 48 %. Y como el sueldo que ganaba Gorsky antes del aumento tampoco era manco, la retribución que le queda ahora al jefe de la multinacional farmacéutica es de 25 millones de dólares anuales.

Johnson and Johnson también se apresuraba a explicar las razones que hay detrás de esa subida: el trabajo de Gorsky parece que está siendo muy bueno. Desde que se hizo cargo de la dirección de la compañía las cosas le van muy bien a la multinacional. Sus ventas crecieron un 16?% el año pasado, por lo que la empresa ingresó 74.000 millones de dólares, un 4,2 % más que el año anterior.

Dicen en Johnson and Johnson que lo que mejor funcionó el año pasado fue su división de medicamentos con receta. Y otra virtud que atribuyen a la dirección de Gorsky es la buena imagen de la empresa que está entre las compañías mejor valoradas en la lista de Forbes. Y es sorprendente que eso sea así porque uno de los medicamentos que han hecho ganar tanto dinero el año pasado y que ha contribuido poderosamente a que Gorsky alcanzara esos veinticinco millones de dólares es el Olysio, uno de esos fármacos casi milagrosos que desde el 2014 se emplean para tratar la hepatitis C. Y esos medicamentos no están dando precisamente buena imagen a las empresas que los producen y que los venden a precio de oro. En el caso del Olysio, el Ministerio de Sanidad español negoció con Janssen, la división de Johnson and Johnson que lo comercializa, un precio de 25.000 euros por cada tratamiento de doce semanas. Con mil de esos tratamientos ya se paga el sueldo de Max Gorsky.

A pesar de su sueldo multimillonario Alex Gorsky es un hombre discreto. Estudió en la academia militar de West Point y pasó seis años en el Ejército del que se retiró, en 1988, como capitán y con honores. Ese año comenzó a trabajar como agente de ventas en Johnson and Johnson y ascendió muy rápido. En los siguientes quince años pasó por el departamento de marketing y empezó a tener cargos de responsabilidad. En el 2004 se marchó a la competencia, a Novartis, y en esta compañía fue nombrado consejero delegado en el año 2005. Tres años más tarde, volvió a Johnson and Johnson como presidente de una de sus filiales y desde entonces su carrera fue imparable. En abril del 2012 era nombrado CEO y en diciembre de ese mismo año, presidente de la compañía, dos cargos que sigue ostentando.

Alex Gorsky es un hombre extremadamente discreto, que concede poquísimas entrevistas, y cuando lo hace es exclusivamente para hablar de Johnson and Johnson. Es conocido por otras dos cosas: reivindica que la primera cualidad para ser un buen líder es la humildad y es un firme defensor de los derechos de las mujeres dentro de las empresas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos

Alex Gorsky. Presidente de Johnson&Johnson
«25 millones por la hepatitis c»