Los gallegos han ganado 3 años y 3 meses en esperanza de vida desde el 2000

Carlos Punzón
Carlos punzón VIGO / LA VOZ

EL MAYOR PROBLEMA DE GALICIA

MARCOS MÍGUEZ

Las mujeres tienen un horizonte vital de 86 años, y los hombres de 79 y seis meses

17 mar 2018 . Actualizado a las 19:57 h.

Los gallegos seguirán figurando en cabeza en los ránkings mundiales de longevidad. El siglo XXI está tirando hacia arriba de la esperanza de vida en Galicia, y si no fuera por un ligero traspiés sufrido en el 2015, se podría decir que quien nazca ahora en la comunidad tiene delante de sí 83 años de vida de media, si los accidentes o las enfermedades no truncan antes ese camino vital.

La esperanza de vida para los recién nacidos está situada ahora en la comunidad gallega exactamente en 82 años y nueve meses (con datos del 2016), la segunda mayor edad tras la alcanzada en el 2014, que otorgaba dos meses de vida más por término medio.

El efecto de dicha evolución en la esperanza de vida se aprecia mejor a largo plazo en el informe que ayer hizo público el Instituto Galego de Estatística. En lo que va de siglo y hasta el 2016 los gallegos han ganado 3 años y 3 meses en esperanza de vida al nacer.

Diferente es en todo caso el futuro que aguarda a hombres y a mujeres. A los primeros, con una trayectoria vital más corta, se les otorga un promedio de vida de 79 años y 6 meses, mientras que a las mujeres se les prolonga estadísticamente hasta los 86 años exactos.

En el transcurso del último año analizado la edad media ganó un mes, aunque en realidad en el caso de los hombres bajó ligeramente por debajo de ese tiempo y en el de las mujeres creció el doble.

Ourense, en cabeza

También hay diferencias según el lugar de residencia. Los ourensanos son, según las estimaciones del IGE, los que más tiempo viven en Galicia. De media son los únicos que superan los 83 años de vida, 80 años y 3 meses en el caso de los hombres y 86 años y 3 meses en el de las mujeres. En la única provincia sin costa es donde se registra también la menor diferencia en tiempo de esperanza de vida entre los dos sexos. En Ourense es de 5 años y 11 meses, mientras que en la media de Galicia se sitúa en 6 años y 6 meses y alcanza los 6 años y 8 meses en favor de las mujeres en el caso de A Coruña, demarcación donde se produce el mayor desequilibrio y donde se augura un menor tiempo de vida, con 82 años y casi 7 meses de media entre los dos sexos, un mes menos que en Lugo y cuatro por debajo de lo que se atribuye a Pontevedra.

La esperanza de vida también crece en Galicia en las otras dos edades en las que se suele poner la lupa estadísticamente: cuando se llega a los 65 años y cuando se cumplen los 80.

Un gallego que alcanza la edad más frecuente para dejar de trabajar tendría por delante 21 años y 4 meses de vida a mayores. Especificando en cuestión de género, la media de las mujeres alcanzará 23 años con 4 meses, es decir, algo más de 88 años en total. En el de los hombres se sitúa en 19 años y algo más de un mes, o lo que es lo mismo, 84 años.