«Mis hijos ya son gallegos como tú y aquí lucharán por su futuro»

Sugeidi salió de su país hace diez años para buscar un futuro para su familia: «Mi lucha ha valido la pena»


redacción / la voz

Si hace más de diez años le llegan a decir a Sugeidi Pena cómo sería su vida un decenio después, no se lo creería. Ella vivía en Haina, en la República Dominicana, tenía dos hijos pequeños e iba tirando como podía en unas circunstancias difíciles. Pero las cosas se pusieron muy feas y tomó la decisión más dura que puede plantearse una madre: dejar a sus niños pequeños y buscarse un futuro mejor para ellos a 6.300 kilómetros, en A Coruña.

Aquí la esperaba su marido, que emigró antes, y pronto se puso a trabajar como empleada de hogar cuidando a tres niños pequeños. «Tuve suerte, esa familia me abrió las puertas de su casa, me aseguró, tengo mi sueldo, mis pagas, mis vacaciones y ahí sigo, diez años después, trabajando», apunta esta luchadora. Porque su lucha fue desde el principio conseguir traerse en cuanto pudiera a sus dos hijos. «Lloré mucho, los echaba de menos constantemente, pero solo pensaba en darles un futuro mejor; vine aquí para eso y estoy orgullosa de ello porque, gracias a mi esfuerzo, ahora veo que mis niños son los que son, lo que les estoy dando». Y es que finalmente Sugeidi pudo conseguir su sueño. Primero llegó a Galicia su hija mayor, Suleiki, que entonces tenía 11 años y ahora tiene 18; y unos años después, su segundo hijo, Erick, que ya ha cumplido 14. «Ellos se adaptaron muy bien, Suleiki ha hecho una FP y él está en el cole; han aprendido gallego y cuando me llega una carta que yo no entiendo, ellos me la leen», relata. «¡Mira si somos gallegos -bromea su hija- que hasta nos estresamos! En Santo Domingo los agobios no existen». «Aquí tenemos amigos, ha venido también mi hermana con sus hijos a trabajar (de empleada de hogar) y hemos salido para adelante», dice Sugeidi, que el pasado año ha vuelto a ser madre: «Tiago tiene 5 meses y es gallego: gallego porque ha venido al mundo en Galicia». «No sé si volveré algún día a mi país, pero tengo claro que mi familia ya se ha arraigado y ellos no quieren volver, no a aquella vida. Mis hijos ya son gallegos como tú y aquí lucharán por su futuro», sonríe.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Mis hijos ya son gallegos como tú y aquí lucharán por su futuro»