«Lo veo negro para los más jóvenes»

Eliseo Cives, funcionario jubilado, cobra una pensión de 1.200 euros

.

redacción / la voz

Eliseo Cives García trabajó durante 35 años para la Xunta, que le proporcionaron una pensión de funcionario de 1.200 euros. Ahora tiene 72 y sigue viviendo en Milladoiro, en Santiago, donde dirige el club de jubilados. Allí está rodeado de colegas que no tienen la fortuna de cobrar cada mes una prestación como la suya. «Aquí hay de todo, pero sobre todo muchas mujeres que ingresan unos 700 euros por su pensión de viudedad», explica.

El dinero se le va, como a todo el mundo, en la cesta de la compra, entre 200 y 400 euros al mes; en el recibo de la luz -90, «es lo que hay, tengo todo eléctrico-; en «vestir, en calzado, en salir un poco...», relata. Algo puede ahorrar, pero no mucho. Eliseo vive con su esposa, que todavía está trabajando, y que aporta otro sueldo a la familia. Falta les hace, dice Cives, porque, además, el matrimonio tiene una hija, que a punto está de darles un nieto, a la que tienen que ayudar económicamente porque es mileurista y con trabajos precarios.

Eliseo vivió la llegada de la jubilación con optimismo, pero cree que las futuras generaciones no la recibirán del mismo modo. Porque «vais a cobrar, pero pensad que de la pensión no vais a poder vivir», advierte. Y añade: «Lo veo negro para los más jóvenes, porque tienen unos trabajos por los que cotizan poco. Les quedará o seguir trabajando o hacerse con un buen plan de pensiones».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

«Lo veo negro para los más jóvenes»