La cadena mar-industria gallega hace piña contra las amenazas que vienen

Sin pesca, Galicia perdería un sector económico y soberanía alimentaria


LA VOZ

La pesca extractiva, tal y como se concibe en Galicia, «regulada e sostible», se siente amenazada. Y con ella las 64 ramas de actividad económica a las que arrastra, que también tiemblan ante las contrariedades que se le presentan por delante.

No es el sector de amedrentarse, pero los retos que se presentan son realmente duros. Son desafíos que llevan sello de las altas instancias. Tan altas que apenas se oye la réplica a gritos del sector gallego haciendo valer los años de sacrificio en aras de una sostenibilidad que hoy está alcanzada en la práctica totalidad de los caladeros en los que pesca. Alegaciones en las que recuerda que es un sector esencial en la economía gallega, elemento de cohesión de las zonas costeras, que proporciona puestos de trabajo en áreas altamente dependientes de la actividad extractiva y pieza clave en la soberanía alimentaria, como demostró en los momentos más duros de la pandemia. Porque sin pesca «a sociedade perdería unha das fontes de aprovisionamento de alimentos máis saudables que existen, e sen dúbida a fonte de proteína animal que ten menor pegada de carbono sobre o noso planeta», apuntan desde el sector. Se dejaría en manos de terceros, como China, la misión de llenar las despensas del país y ya se sabe qué ha ocurrido con las mascarillas y la proximidad en el momento en que hicieron falta.

Ajenos a todos esos argumentos, desde esferas como la Unión Europea o la Organización Común de Mercados (OMC), en lugar de promover esa pesca sostenible y facilitar su perdurabilidad, «tentan socavalo con iniciativas regresivas que poden pór en perigo a supervivencia do sector pesqueiro galego e de toda a cadea da industria que se nutre do sector extractivo».

Un ejemplo: las áreas marinas protegidas (AMP). Existe el compromiso de acotar un 10 % de los océanos con esa figura, como recogen los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. Pero la UE quiere ir más allá y en su estrategia Biodiversidad eleve la apuesta al 30 %. El 10 % serían de reserva integral, vetada a una pesca de la que gradualmente desaparecerían artes como el arrastre de fondo. Es decir, «que non se está apostando na UE pola sostibilidade social, económica e medioambiental da pesca».

Otro ejemplo: los subsidios a la pesca. De acuerdo con Naciones Unidas, el plan es desarticular aquellas ayudas que alientan la sobrepesca o la pesca ilegal, entendida esta por la IUU (ilegal, no declarada y no reglamentada), pero en la OMC se ha ido mucho más allá y se está hablando de eliminar todos los subsidios, así en general, cuando «a supervivencia deste sector require poder seguir contando coas mesmas oportunidades de apoio financeiro público coas que contan outros sectores tan sostibles e necesarios socialmente como a pesca extractiva».

Pues bien, ante todos esos ataques, los eslabones de la cadena mar-industria gallega se han apretado más en defensa de su actividad y han lanzado un manifiesto al que pretenden que se sume el Consello Galego de Pesca para acabar subiendo al carro a toda la sociedad civil.

Los entrecomillados del texto son, precisamente, extractos de ese llamamiento a la defensa del sector estratégico para Galicia que es la pesca. A la cabeza está la Fundación Rendemento Económico Mínimo Sostible e Social (FREMSS), con las asociaciones del puerto de A Coruña y la federación provincial de Cofradías, y han hecho piña la Confederación de Asociaciones del Sector Mar-Industria, ente que surgió espoleado por las sucesivas tentativas de modificar la Ley de Costas y la duración de sus concesiones y que engloba a Agade (Asociación Galega de Depuradores), la patronal conservera Anfaco-Cecopesca, la de la acuicultura (Apromar) y el clúster de ese sector, así como la Federación Galega de Mexilloeiros (Femex).

Buscan que la estrategia Biodiversidad atienda las necesidades de la pesca, por un lado, y que no se supriman las ayudas que alientan la actividad sostenible.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La cadena mar-industria gallega hace piña contra las amenazas que vienen