Variedad y mucho colorido en los puestos de pescado

La incertidumbre sobre cuántos se sentarán a la mesa esta Navidad condiciona tanto la oferta como la afluencia al mercado


redacción

Andan descolocados pescaderos y clientes con lo que pasará estas Navidades. Unos no aciertan muy bien a elegir los productos con que surtir el expositor, si de diario o a futuros; y los otros están pendientes de saber a ciencia cierta, y no por filtraciones de borradores, cuántos se podrán sentar a la mesa para calcular volumen y preparar el arcón. Ese cóctel, como en semanas anteriores, está pintando las pescaderías de variedad, diversidad de colores y ejemplares poco habituales en la comunidad.

lubina

Salvaje al lado de la de crianza... de Grecia. Sigue llegando de la salvaje. Algunas, incluso de tamaño poco habitual para las plazas de abastos, de más de tres kilos y medio. La de casi dos kilos se vendía ayer en Marc del Norte a 17 euros. En otras pescaderías, y de menor tamaño, capturadas con anzuelo, se dispensaban a 22 euros el kilo. Las salvajes lucen en algunas pescaderías al lado de las de piscicultura. El precio, nada que ver: a 2,50 euros la pieza. En cuanto al origen, pocas criadas en España y abundantes las que llegan cultivadas en Grecia.

salmonete

Pescado con sabor a marisco. Otra variedad que da color a los puestos del mercado. Y que, además, el placero no sabe si situar entre sus sosias los peces o entre los mariscos, por su sabor. A un precio de entre 22 y 25 euros, dicen en el mercado de la plaza de Lugo que aún tiene que bajar.

santiaguiño rojo

El exclusivo. No lo había ayer, pero ya se ha dejado ver. Pescados Rabina, en la coruñesa Plaza de Lugo, presentaba esta semana como novedad el santiaguiño rojo, uno de los mariscos más preciados de Galicia. Con una cruz de Santiago por enseña a cuestas, su carne es blanca, de textura firme, y con un sabor rotundo que solo necesita una breve cocción, apuntan desde esa pescadería. Es un bicho delicado, que escasea y que el martes se vendía a 145 euros el kilo.

erizo

Ya omnipresente. Lo que la semana pasada era una novedad, hoy ya está generalizado y en casi todos los puestos y pescaderías aparece este equinodermo de sabor intenso, extraña forma y gran colorido cuando se abre, que luce en el expositor y más aún en cualquier plato, sea crudo o elaborado.

maragota

De todo el año. Entre los asiduos de todo el año, ayer podían encontrarse maragotas, también conocidas por su denominación en masculino, pintos, que tanto se asocian a las caldeiradas de gran tirón en las mesas en esta época del año. Pero como otros pescados de roca, admite muchas preparaciones, sea en guiso, al horno o incluso en filetes. Y asequible. La del sur de Galicia se vendía ayer a 8 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Variedad y mucho colorido en los puestos de pescado