«Súperpeixiño» sale al rescate del sector

La organización de productores de Marín (Opromar) lanza cromos de realidad aumentada para atraer a los niños al consumo de pescado


redacción / la voz

¿Qué niño no ha pedido a sus padres que le compren un bollo cuyo sabor no le entusiasmaba solo por el cromo que traía? Y eso aun sabiendo la que le iba a caer por dejar más de la mitad del pastelito. Pues si la postalilla que se gana con la compra es un cromo de realidad aumentada que, al exponerlo a un lector de código QR proyecta a un superhéroe y permite al chaval interactuar con él y compartir sus aventuras, hasta es posible que sea el propio rapaz quien vaya corriendo al mostrador de la pescadería a pedir que le compren un kilo de jurel o una merluza.

Esa es la idea que han tenido en Opromar (Organización de Productores de Pesca del Puerto y Ría de Marín), donde se han inventado a un superhéroe, Súperpeixiño, que, tenedor en mano cual Neptuno con tridente, ha salido al rescate del sector para ayudarlo a remontar las cifras del consumo de pescado.

Súperpeixiño desplegará todos los poderes de su capa y escamas para convencer a la población infantil de que «comer pescado no solo es sano, sino también divertido», apuntan desde Opromar. Porque con cada visita a la pescadería obtendrán esos cromos de realidad aumentada y el álbum en el que pegar las postalillas diseñadas para que los más pequeños puedan interactuar con el personaje fantástico.

Para desarrollar esta campaña, los productores de Marín se han aliado con la cadena Gadis, que será la que distribuya los cromos y pósteres en sus más de 200 establecimientos.

Los cien primeros chavales que completen el álbum conseguirán una maqueta de madera (woodmodels) con forma de pez, mientras que el resto de los que reúnan todas las imágenes entrarán en el sorteo quincenal de un globo teledirigido con la forma del superhéroe. Al final de la campaña, que arrancó ayer y durará un mes -o hasta fin de existencias-, se hará un nuevo entre los participantes un sorteo de una estancia en un hotel para dos adultos y dos niños.

Súperpeixiño tiene por delante un gran reto: hacer ver que comer pescado no es «para os vellos». Que no hace falta tener más de 50 años para situarse entre los principales consumidores de pescado, como las estadísticas del Ministerio de Alimentación revelan.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Súperpeixiño» sale al rescate del sector