El Reino Unido cercena el derecho automático de la flota europea a faenar en su zona

La nueva Ley de Pesca ha recibido el asentimiento real por parte de Isabel II


londres

El Gobierno del Reino Unido anunció ayer la entrada en vigor de la nueva Ley de Pesca, que pondrá fin el próximo 31 de diciembre al derecho automático de las flotas de la UE a pescar en aguas británicas. El texto legislativo, que ha recibido el asentimiento real por parte de la jefa de Estado, Isabel II, después de una tramitación parlamentaria de diez meses, otorga al Ejecutivo la capacidad para expedir sus propias licencias pesqueras y desarrollar políticas independientes en ese ámbito.

Se trata de una de las múltiples directivas que el Gobierno está tramitando contra reloj, antes de que termine el período de transición del brexit, para repatriar poderes que desde hace 40 años dependían de la legislación comunitaria.

Retomar el control de las políticas pesqueras permite al Reino Unido negociar el futuro acceso a sus aguas con la UE, precisamente uno de los aspectos que bloquea un acuerdo sobre la futura relación entre ambos lados del canal de la Mancha.

Bruselas quiere mantener un acceso continuo a las aguas británicas y un sistema de cuotas prefijado a largo plazo, mientras que Londres exige negociar anualmente esos arreglos. A pesar de que la pesca representa tan solo cerca de 0,1 % de la economía británica, este aspecto de la negociación con la UE tiene una especial relevancia política en el Reino Unido por el apoyo de los pescadores en el 2016 a la ruptura.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El Reino Unido cercena el derecho automático de la flota europea a faenar en su zona