Suecia releva a España en la presidencia del órgano que gestiona la pesca en la Antártida

Su mandato ha concluido hoy después de dos años al frente de la comisión


madrid

España ha concluido este domingo la presidencia de la Comisión para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (CCRVMA o CCAMLR, en inglés) que ocupaba desde hace dos años. El Gobierno español ha mostrado «disposición a apoyar los trabajos en curso y a liderar, mediante acciones movilizadoras, para dar pasos decisivos encaminados a mejorar el entendimiento que permita crear nuevas áreas marinas protegidas» (AMP)».

La cumbre de la comisión normalmente tiene lugar cada año entre octubre y noviembre en la sede de la organización, en Hobart (Australia). Sin embargo, la sesión de este año ha tenido un carácter singular, derivado de las limitaciones impuestas por el covid. Ello ha obligado buscar fórmulas imaginativas que permitieran a los delegados del mundo reunirse en formato virtual.

En la última jornada del viernes 30, tras doce horas de conexión mundial ininterrumpida, se pudieron adoptar los diferentes informes temáticos. La reunión fue presidida por el embajador de España en Nueva Zelanda, Fernando Curcio Ruigómez, quien ahora cede el testigo a Suecia, país con el que España espera trabajar intensamente.

En un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación ha explicado que la ampliación de la red de áreas marinas protegidas constituye «una prioridad política» para el Gobierno de España, «comprometido con la conservación de la Antártida y con la consecución de la Agenda 2030».

La delegación española mostró su «disposición a apoyar los trabajos en curso y a liderar, mediante acciones movilizadoras, para dar pasos decisivos encaminados a mejorar el entendimiento que permita crear nuevas áreas marinas protegidas», como subrayó la secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica y Caribe, Cristina Gallach. Las tres zonas propuestas sobre las que se centró la discusión son: la Antártida oriental, el mar de Wedell y la península Antártica occidental.

La celebración de la reunión mundial, destaca Exteriores, era «fundamental para asegurar la gestión sostenible y respetuosa con el medio ambiente de los recursos vivos marinos antárticos, para dar continuidad de la investigación científica del océano Antártico, así como para asegurar su debida preservación a través de las áreas marinas protegidas».

«Los Ministerios de Exteriores, Transición Ecológica y Energética y Reto Demográfico, Agricultura y Pesca y de Ciencia e Innovación, van a redoblar sus esfuerzos diplomáticos y científicos con el objetivo que el compromiso del Gobierno de España de avanzar en la declaración de nuevas áreas marinas protegidas en la Antártida se haga realidad en el 40 aniversario de CCAMLR», concluye el comunicado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Suecia releva a España en la presidencia del órgano que gestiona la pesca en la Antártida