El buque Miguel Oliver estudia los recursos pesqueros del golfo de Cádiz

La información será utilizada por los científicos para hacer su propuesta de gestión


redacción

El buque oceanográfico Miguel Oliver, del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, inicia hoy una nueva edición de la campaña ARSA, de evaluación de los recursos pesqueros y la caracterización del medio marítimo del golfo de Cádiz.

Durante 14 días se realizarán estudios para obtener datos de los índices de abundancia y patrones de distribución geográfica de las principales especies demersales (aquellas que habitan cerca del fondo marino) de interés comercial pesquero en el área, así como de las características hidrográficas y sedimentológicas de la zona.

ARSA 1120 forma parte de las campañas de arrastre de fondo que se realizan en España y que son uno de los principales métodos de estudio directo de las poblaciones pesqueras explotadas. Con ellas se obtienen datos independientes de la actividad pesquera para la correcta gestión de las diferentes poblaciones de los caladeros, apunta el ministerio en un comunicado.

La evaluación de los recursos pesqueros se realiza a partir de datos de índices de abundancia estratificados (estudios por áreas marinas con características homogéneas) de las principales especies comerciales, con sus distribuciones de tallas y datos biológicos, tanto de peces como de crustáceos y moluscos. 

A lo largo de la campaña, que se enmarca dentro del proyecto Pescádiz II del Consejo Internacional para la Exploración del Mar (ICES), también se tomarán datos oceanográficos, así como datos de sedimento a través de un colector colocado en el arte de pesca para cada arrastre.

Las campañas oceanográfico-pesqueras en el golfo de Cádiz se desarrollan de forma sistemática y en la actualidad están integradas en el Programa Nacional de Datos Básicos para la Gestión Sostenible de los Recursos del Mar, en el que la Secretaría General de Pesca sigue invirtiendo esfuerzos mediante, en este caso, el desarrollo de campañas de investigación a bordo de sus buques oceanográficos.

La información obtenida en esta campaña, en análisis conjunto con la serie histórica de la misma y con diferentes tipos de datos de la pesquería, será utilizada por los científicos en los correspondientes grupos de evaluación, de los que deben salir las recomendaciones para los gestores de la pesca. De esta manera, sector pesquero, científicos y administraciones pueden conseguir la explotación sostenible de las diferentes poblaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El buque Miguel Oliver estudia los recursos pesqueros del golfo de Cádiz