Ocho países proponen acabar con los privilegios pesqueros del Reino Unido

EUFA emplaza a la UE a negociar teniendo en cuenta que los británicos reciben un 26 % más de cuotas por el principio de estabilidad

Balsfoort, a la izquierda, en primera fila, en las Xornadas de Pesca de Celeiro, a final del año pasado
Balsfoort, a la izquierda, en primera fila, en las Xornadas de Pesca de Celeiro, a final del año pasado

REDACCIÓN/ LA VOZ

Con el acuerdo de pesca todavía sin resolver a semanas de que el Reino Unido consume su divorcio de la Unión Europea, los ocho países integrados en la Alianza Pesquera Europea (EUFA, en sus siglas en inglés) creen que ha llegado del momento de acabar con los privilegios ingleses. Ahora que les parece «evidente» que Londres intenta plantear «una nueva línea de base para la asignación de cuotas en las numerosas poblaciones de peces compartidas» con la UE, consideran «imperativo» acabar con el privilegio británico que le compensa con un 26 % más de cuotas.

Se refiere a la «estabilidad relativa, base de la política pesquera común junto con el acceso recíproco a los caladeros» de las partes. Según EUFA, cuando el Reino Unido se incorporó a la UE lo compensaron «por las pérdidas potenciales de oportunidades de pesca en aguas de terceros países con un aumento del 26 % de toneladas en las cuotas de siete poblaciones principales de peces», restándolas de las de otros estados miembros.

La «estabilidad relativa» se aplica bajo el criterio de las pesquerías históricas de cada país. Presidida por Gerard van Balsfoort, la EUFA subraya que ha beneficiado «en gran medida al Reino Unido». Pero si persiste en imponer sus propios criterios en lugar de propiciar el acuerdo con el bloque comunitario, «no debería tener al mismo tiempo la condición de estado costero independiente y los beneficios de ser miembro de la UE».

«Como pescadores, hemos trabajado para lograr un acuerdo brexit equilibrado, mutuamente beneficioso y de largo plazo. Una cuota que refleje los patrones históricos de pesca, como la estabilidad relativa, es clave. La nueva debe calcularse de manera correcta»

Gerard Van Balsfoort, presidente de la EUFA

Por eso emplazan a la legación europea a negociar con el Ejecutivo de Johnson el acuerdo pesquero postbrexit teniendo en cuenta, «como cuestión de principio», que ha llegado el momento de no primar a los británicos. O sea, que deben renunciar a la ventaja con la que han jugado si rompen el «delicado equilibrio entre la gestión sostenible de las poblaciones de peces y la prosperidad económica de las flotas».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Ocho países proponen acabar con los privilegios pesqueros del Reino Unido