Thai Union, la primera conservera del mundo, se inspira en el sello español para certificar la sostenibilidad social de su materia prima

Atuneros españoles median en el acuerdo entre AENOR, la conservera tailandesa y la certificadora GSA


redacción

El mayor productor de conservas de atún del mundo Thai Union y Global Seafood Assurances (GSA) tomarán como referencia el tratamiento de los derechos laborales a bordo recogido en la norma Atún de Pesca Responsable (APR) de la flota atunera española para incorporarlos a sus sistemas de certificación social de la actividad pesquera, informó en la Organización de Productores Asociados de Grandes Atuneros Congeladores (Opagac) en un comunicado.

La conservera y la certificadora han firmado un acuerdo de colaboración con AENOR, que actualmente certifica las 380.000 toneladas de atún capturadas por los 47 buques agrupados en Opagac. 

Mediante este acuerdo, Thai Union, GSA y AENOR intercambiarán conocimientos y recursos para la mejora de sus respectivos estándares y garantizar así unas condiciones sociolaborales óptimas a los tripulantes de las flotas pesqueras. El acuerdo, que tendrá una duración inicial de un año, está abierto además a la incorporación de otros actores del mercado interesados en el desarrollo o la mejora de sus esquemas de certificación propios.

La flota española, responsable del 8 % de las capturas mundiales de atún, promueve la lucha contra la violación de los derechos humanos -esclavitud a bordo, tráfico de personas o explotación infantil-, prácticas denunciadas a bordo de algunas flotas, principalmente asiáticas. Para ello, el sello Atún de Pesca Responsable AENOR distingue a toda la cadena de valor del atún tropical capturado y procesado por las empresas y los 47 barcos agrupados en OPAGAC y certificada bajo la Norma UNE 195006 de Atún de Pesca Responsable.

Este sello es pionero en el sector pesquero mundial y, entre otras cuestiones, garantiza el cumplimiento de las condiciones laborales a bordo requeridas por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en su Convenio de Trabajo en la Pesca. De esta forma, los distribuidores y los consumidores cuentan con la garantía de que el atún que comercializan y adquieren está respaldado por unos exigentes estándares en materia sociolaboral y de seguridad en la mar también en línea con la Organización Marítima Internacional (OMI).

De esta manera, Opagac contribuye a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas número 8 (Trabajo Decente) y 12 (Producción y Consumo Responsable).

En su empeño de internacionalización de la norma APR, los atuneros de Opagac han propiciado la colaboración de AENOR con Thai Union y GSA, con la voluntad de promover los principios de sostenibilidad social a bordo de la flota pesquera en futuras certificaciones en aplicación o desarrollo. En este sentido, la organización española también realizó un trabajo de comparación con el estándar del Monterey Framework en el 2019, junto con la oenegé Conservation International (CI), de manera que los principios recogidos en APR pudieran ser validados de cara al estándar que esta organización está promoviendo para su aplicación a todos los proyectos de mejora de pesquería (más conocidos por su acrónimo inglés FIP) y recogidos en la plataforma www.fisheryprogress.org.

Según Julio Morón, director gerente de Opagac, «es innegable que la cuestión del derecho laboral en la pesca es compleja. Además de la dificultad de asegurar que las normas existentes se respeten a miles de kilómetros de tierra firme, en ella confluyen reglamentaciones e intereses de muy diversa índole. Por ello, es una excelente noticia que cada vez más flotas convirtamos la responsabilidad sociolaboral en un pilar de nuestra actividad y, sobre todo, colaboremos para promover nuestro ejemplo en la protección de los tripulantes, nuestro principal activo, así como la mejora de las condiciones laborales en las flotas pesqueras de todo el mundo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Thai Union, la primera conservera del mundo, se inspira en el sello español para certificar la sostenibilidad social de su materia prima