El joven rescatado en Razo: «Estou vivo de milagre e podo contalo»

Yerai Couto Rey sufrió varios contratiempos este sábado cuando estaba buceando en el puerto


carballo / la voz

«Estou vivo de milagre e por sorte podo contalo. Non podo dicir moito máis». Con estas palabras respondía ayer al teléfono Yerai Couto Rey, vecino de Carballo de 18 años recién cumplidos, que este sábado fue rescatado en el puerto de la localidad, en Razo, tras salir a bucear y sufrir una serie de contratiempos tanto con el mar como con el material deportivo. Tuvo que ser evacuado por el Helimer.

«Saín mergullar cun amigo, que tamén ten 18 anos, simplemente para pasar o rato e estar un pouco na auga», comienza explicando lo sucedido. Y añade: «Non vía que o mar estivese tan malo, pero tiven mala sorte e acabei na Coruña, doéndome as costas. Foi un desafortunado accidente do que, por sorte, saín ben e podo contalo». Aunque el parte de la ambulancia que lo recogió en Alvedro indicaba que podía tener una costilla rota, finalmente no fue así. «Fixéronme placas e non teño nada roto. Simplemente dores musculares nas costas e nas pernas. Estou repousando na casa», explica el joven, que cumplió la mayoría de edad en julio.

Yerai tiene alguna laguna del momento en el que por fin pisó tierra: «Desa parte non me lembro porque estaba seminconsciente», comenta. De lo que sí se acuerda es del sufrimiento vivido en el agua. «Iso, pfff... Prefiro non recordalo, porque foron momentos de moito pánico», empieza diciendo, aunque finalmente consigue contar lo vivido. «Levoume a corrente sen tempo a pensar, tiven problemas co material que aínda non che sei explicar porque foi todo moi rápido, empecei a ver ondas grandes e logrei agarrarme ás pedras como puiden. Esa foi a sorte». Continúa: «Despois, tamén estaban os que chamaron a emerxencias e que me sacaron cunha corda, que a algún coñecíao de estar por alí e ao día seguinte chameino para darlle as grazas por todo. Puido ser peor se ninguén chega a estar alí. Iso foi o que me salvou. Estoulle moi agradecido a todos os servizos que actuaron no rescate».

Advertencia que no escuchó

Después, Yerai se enteró de que su compañero le había avisado de que «mellor era dar volta», pero asegura que no escuchó nada. «El regresou e eu non puiden porque non era capaz», cuenta dos días después de pasar el mal trago. Yerai y su amigo tienen experiencia en el buceo. Salen tanto a conocer el fondo como a hacer pesca submarina siempre que pueden, pero nunca hasta el momento les había pasado algo similar. Incluso habían practicado este deporte en el propio muelle de Razo sin problema alguno. «Nunca pensas que che poida suceder algo ata que che toca. Isto vaime dar máis respecto co mar, pero como lle dixen dende un principio á miña familia, medo non lle vou coller. Simplemente, terei máis coidado. Unha vez pódelle pasar a calquera», concluye el carballés. También actuaron los socorristas y Protección Civil.

Rescatado un buzo carballés de dieciocho años en Razo

Melissa Rodríguez
Un momento del rescate
Un momento del rescate

El joven se quedó atrapado en las rocas del puerto y tuvo que ser evacuado en el Helimer

Un buzo carballés de dieciocho años fue rescatado en la tarde de este sábado en el puerto de Razo (Carballo) tras quedarse atrapado en las rocas. Según explican desde el servicio de socorrismo de la localidad, sufrió problemas con el material en la superficie, lo que hizo que Salvamento Marítimo de A Coruña diera la voz de alarma. Fue evacuado por el Helimer al Chuac semiconsciente. La ambulancia que lo recibió ya en A Coruña le detectó una costilla rota, a falta de una observación más profunda.

Había un mar «horrible», describió el coordinador del servicio de socorrismo de Razo, Marc Añón. «O mar non estaba para bucear. Sacar a embarcación de Protección Civil da praia foi algo heroico por parte do patrón, porque tampouco estaba o día para sacar unha embarcación semiríxida, cunha forte ondada, pero, por sorte, ten experiencia», añadió. Había bandera amarilla en Razo y, roja, en la zona próxima de Arnados (a la derecha de Razo). El dique queda a la mano izquierda, en una zona de acantilados que, con un poco de mar que haya, se vuelve peligrosa.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El joven rescatado en Razo: «Estou vivo de milagre e podo contalo»