El sector pesquero gallego agradece la continuidad de Rosa Quintana en Mar

Coinciden en que la pandemia marcará la actuación de los próximos 4 años


redacción / la voz

Podrán comulgar o no con las ideas del partido que la nombra, pero el sector pesquero gallego aparca filias y fobias políticas particulares a la hora de pronunciarse sobre el nombramiento de Rosa Quintana como conselleira de Mar, que ha revalidado el cargo que lleva en su tarjeta de presentación desde el 2009. Desde luego no habla de sorpresa y sí de «un acerto», un «alivio» y de «una satisfacción», apuntan desde el litoral, la bajura y la altura gallegas. «Pode que as decisións que tome teñan máis ou menos éxito, pero coñece á perfección ao sector e ese entendemento é un plus», señala Torcuato Teixeira, secretario xeral de Pescagalicia. Valora especialmente que Quintana no dude en inmiscuirse en cuestiones que no son de su competencia para defender los intereses de la comunidad autónoma -como ejemplo pone las acciones de la consellería en favor de la reapertura de la cigala del Cantábrico- y todo el trabajo realizado en Bruselas en defensa de la pesca gallega. Así las cosas, Teixeira desea «sorte» a la recién revalidada conselleira, un deseo «egoísta» como parte del sector que es y altruista en el plano personal, pues «despois de tantos anos colaborando» puede incluso hablarse de amistad.

Esa cercanía y proximidad también la pone de relieve Basilio Otero, presidente de la Federación Nacional de Cofradías de España y de la Provincial de Lugo, que considera «excelente» la elección de Feijoo para llevar el timón de Mar, al tiempo que agradece a Quintana el esfuerzo realizado en todos estos años con todo el desgaste que las tareas de gestión acaban teniendo a nivel personal. En similar línea se manifiesta José Antonio Pérez en nombre de la Federación Galega de Confrarías, entidad que se muestra satisfecha con la continuidad de Quintana al frente de Mar, pues «traballamos moi ben e a gusto con ela». Destaca que se mantenga en el puente de mando a una persona con experiencia para capear el temporal que supone la crisis del covid, un brexit cuyo resultado no pinta nada bien y una negociación de cuotas que, por más que se consigan arañar, nunca parecen suficientes, entre otros desafíos.

Composición del equipo

En lo de que mejor que el equipo no cambie abunda también Sergio López, gerente de la Organización de Productores de Lugo (OPP-7). «Calquer proceso de cambio ten seguramente certas incertezas aínda que tamén expectativas pero no noso sector, que é moi técnico, hai que valorar a seguridade que aporta Rosa Quintana, que ten un coñecemento amplo del», señala. Además, resalta la accesibilidad de la conselleira, con contacto directo. Una vez se han cumplido las previsiones, López espera ahora conocer si se consolida el equipo o hay variaciones en la estructura orgánica, algo que se conocerá en los próximos días.

También asociaciones de altura, en cuya actividad poco tiene que decir la consellería más que en lo relativo a cuestiones sanitarias, están satisfechas con la continuidad de Quintana, en palabras de Juana Parada, gerente de la Organización de Palangreros de A Guarda (Orpagu).

Incluso los que no muestran un abierto entusiasmo con el continuismo dan un voto de confianza. Como el de Acerga (Asociación de Armadores de Cerco de Galicia), que confía en que sea capaz de sacar adelante la norma de extensión para limitar la captura de jurel. O el del Consello Regulador do Mexillón, que aguarda a conocer las propuestas de la conselleira y, sobre todo, su voluntad de cumplirlas. «O que sí queremos deixar claro é que un sector estratéxico para Galicia como é o do mar, precisa altura de miras e no que afecta ao Consello esa altura de miras ten que verse na defensa do noso selo de calidade así como a permanente mellora da calidade das augas das nosas rías como garantía de sostibilidade dos ecosistemas que albergan», expone el presidente de la entidad, Francisco Alcalde.

Dotarse de un órgano científico y solucionar el relevo generacional, retos en medio del covid

Precisamente por conocer tanto y tan bien el campo en el que se mueve, el sector no parece que vaya a conceder a Quintana los cien días de cortesía acostumbrados. Su cuarto mandato en Mar arranca ya cargado de deberes, que surgen de todos los flancos. Pescagalicia apunta la urgencia de afianzar un organismo de ciencia pesquera, sobre todo tras la crisis del Instituto Español de Oceanografía (IEO). «Unha Consellería do Mar sin unha institución científica detrás, coxea», apunta Torcuato Teixeira, que también alude a la necesidad de exprimir más las ayudas directas al sector dado el impacto que la crisis sanitaria está teniendo en las empresas pesqueras. Que el covid marcará no solo el arranque de la legislatura, sino todo el mandato lo tiene claro el común del sector, que cree que el grueso de los esfuerzo deben dirigirse a paliar esos efectos. Pero se trata de una actividad en la que siempre surgen fuegos. Aún está activo el relevo generacional, problema que apunta Basilio Otero, que ya avanza el trastorno que va a suponer el hecho de que el año que viene caducarán en masa muchas titulaciones básicas para el sector pesquero que tendrán que renovar. El presidente de las cofradías gallegas apunta el trabajo que debe realizarse para explicar a Bruselas que no solo hay organizaciones de productores, sino que los pósitos también existen, resolver el conflicto de la mejilla y poner fin a la caída de producción del marisqueo.

Acerga espera, además, de ver aprobada la norma de extensión del jurel, que se modifique la composición del Consello Galego de Pesca y mayor claridad en el reparto de licencias en aguas interiores del País Vasco, dice su portavoz, Andrés García.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El sector pesquero gallego agradece la continuidad de Rosa Quintana en Mar