El sector dice que la bajada del IVA del pescado debe verse como una inversión sanitaria

Los 500 millones que perderían las arcas del Estado por rebajar el gravamen del 10 al 4 % se verían compensados con la reducción del gasto sanitario por la atención de patologías relacionadas con la mala alimentación


La Voz

Las organizaciones más representativas del sector pesquero han estampado su firma en una carta dirigida al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al vicepresidente de Asuntos Sociales, Pablo Iglesias, y al ministro de Consumo, Alberto Garzón, solicitando la reducción urgente del tipo de IVA (impuesto sobre el valor añadido) que se aplica al pescado, que actualmente es del 10 %.

Reclaman que, como los huevos, la leche, el pan, la fruta e incluso revistas y libros, se grave al 4 %, correspondiente al tipo superreducido que se aplica a los productos de primera necesidad. Y el pescado, dicen, lo es.

De esta manera, el gravamen quedaría más en línea con otros países de la UE, muchos de los cuales han tenido en cuenta la necesidad de favorecer su consumo entre la población y rebajado el impuesto. Así, las entidades señalan que «en Irlanda, el Reino Unido y Malta no se aplica IVA al pescado. Francia lo grava con un 5,5 %; Luxemburgo, 3%; Bélgica, 6 %; Chipre, 5%, al igual que Hungría y Polonia; Portugal, un 6%, y Alemania, le aplicaba un 7 %, acaba de anunciar, tras la crisis sanitaria del covid-19, la reducción de ese tipo impositivo al 5 %». Porque así debe verse la rebaja: como una inversión en Sanidad.

Los 500 millones que, según sus cálculos, dejarían de ingresar las arcas de Hacienda con la bajada del 10 al 4 % se verían compensados con la caída del gasto sanitario por enfermedades relacionadas con una mala alimentación.

Y es que, como recalcan en la carta al Gobierno, la progresiva reducción del consumo de productos pesqueros, del orden de un 18 % en los últimos diez años ha sido parejo al abandono de la saludable dieta mediterránea y al aumento de las patologías relacionadas con la nutrición, como son la obesidad, el sobrepeso y las enfermedades cardiovasculares. En atender esas patologías, el Estado se gasta 7.700 millones de euros que, subrayan, «son la primera causa de mortalidad en nuestro país».

La rebaja del IVA es solo un pilar de la demanda del sector al Gobierno, al que reclama «una política social de apoyo a la alimentación saludable para niños y adultos -de la que el pescado forma parte sustancial como constatan numerosos estudios científicos-, con un régimen impositivo adecuado y unas campañas educativas y de promoción del consumo acertadas y contundentes».

A juicio del sector, es una incongruencia que España, siendo líder en Europa en materia de pesca y acuicultura «desde la producción y la transformación hasta la distribución final, con un sector que ha realizado una enorme apuesta por la sostenibilidad económica, social y ambiental en el desarrollo de su actividad», el tipo de IVA del pescado, sea fresco, congelado o transformado, esté seis puntos por encima del pan, la leche, los huevos, quesos, frutas verduras, legumbres o cereales, amén de otros productos como los medicamentos o los libros. «Equipararse con ellos como alimento de primera necesidad es la reiterada demanda del sector pesquero», remachan en una carta que firman la patronal Cepesca, la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores (FNCP), la federación de minoristas Fedepesca, la de mayoristas Fenamar, así como los conserveros de Anfaco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El sector dice que la bajada del IVA del pescado debe verse como una inversión sanitaria