Una carrera contrarreloj por el mejor percebe

REAPERTURA DE O RONCUDO, EN CORME | Los treinta mariscadores tuvieron una hora para lograr los 6 kilos de cupo


Carballo / La Voz

José Luis Toja tiene 70 años y antes de bajar a las rocas hizo una valoración de lo que se esperaba encontrar allí abajo: «Hoxe o mar está bo, hoxe aquí mariscamos», vaticinó. Eso sí, se trató de una especie de contrarreloj entre los treinta percebeiros adscritos a la cofradía de Corme y el crustáceo.

Los mariscadores apenas tuvieron una hora (por las propias condiciones de las mareas) para lograr el cupo fijado por el pósito de 6 kilos por permiso de explotación en vigor, cuando lo normal es que tengan entre dos horas y dos horas y media para apañar esa cantidad de crustáceo: «Como quen di, unha competición», añadió José Luis Toja.

La de ayer fue una reapertura de O Roncudo atípica. Generalmente, la cofradía de Corme suele abrir este emblemático tramo costero tres días en julio y otros tres en Navidades, pero la pandemia provocada por el covid-19 lo paralizó todo. La tradicional Festa de Exaltación do Percebe, que se tenía que celebrar mañana, ha quedado pospuesta para el 2021 por lo que el cabildo decidió cambiar la hoja de ruta, por lo menos, en lo que a la campaña estival se refiere.

;
Primer día de la campaña del percebe en O Roncudo, Corme Fue una especie de carrera contrarreloj para recoger el mejor producto

Así O Roncudo abrió ayer y volverá a hacerlo el 25 de julio, coincidiendo con la festividad del Apóstol, y dos días más en agosto, con vistas a la semana grande de verano. Esta reorganización del trabajo tiene dos objetivos. El primero, aprovechar la coyuntura para abastecer los mercados de un producto con un gran cartel en los diferentes mercados y, segundo, preservar el percebe que quedó sin extraer ayer para que continúe creciendo y facilitar así su comercialización, sobre todo teniendo en cuenta los buenos precios que alcanza en este arranque de verano.

En junio, los mejores lotes se vendieron a 60-80 euros el kilo, unos baremos que en este prime tramo de julio se mantienen tanto en las lonjas como en las plazas: «Aínda se vai facendo un xornal», esgrimió José Luis Toja, quien sigue temiendo por la campaña debido a la incertidumbre de los mercados: «Se van así [os prezos] ben, pero imos ver que pasa, porque non sabemos o que vai vir». Y es que si algo tienen claro los percebeiros es que se tardará mucho tiempo en ver cotizaciones como las del 21 de diciembre del pasado año, cuando el percebe de Corme y el de A Barca se vendieron en O Muro de A Coruña a 289 euros el kilo en la primera parada.

Cupos

Una hora después, los percebeiros regresaron a tierra con el botín: «Hoxe o mar está moi ben, deixa traballar», señaló el pontecesán Dani Rodríguez, de 39 años de edad:«Hai marisco e é moi bo. Este percebe do Roncudo representa a excelencia, agora queda ver se pagan o que vale esa excelencia». Una opinión compartida por Jonathan García, de 30 años y que lleva algo más de tres extrayendo crustáceo de las rocas cormelanas: «No Roncudo é onde máis cria o percebe ao ser unha punta que da a mar aberto». Todos los encuestados destacaron dos cosas de la primera y única jornada extractiva hasta el próximo día 25: la primera, que se habían cogido los topes máximos establecidos; y segundo, la calidad «extraordinaria» del percebe. Ahora queda lo más importante: que los mercados, hosteleros y particulares estén dispuestos a pagar lo que, a juicio de los percebeiros, cuesta el emblemático crustáceo de O Roncudo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Una carrera contrarreloj por el mejor percebe