Un alga tóxica con nombre de investigador jubilado del IEO de Vigo

Científicos bautizan una nueva especie de dinoflagelado tóxico con el nombre de Santiago Fraga, al que reconocen sus aportaciones a la taxonomía del fitoplancton tóxico

Fraga y su equipo también firman el descubrimiento de un dinoflagelado que causa la ciguatera
Fraga y su equipo también firman el descubrimiento de un dinoflagelado que causa la ciguatera

redacción / La voz

Investigadores de la Universidade Federal do Rio de Janeiro han descrito una nueva especie de dinoflagelado tóxico en la Baia de Guanabara, en Río de Janeiro (Brasil), que ha sido bautizada con el nombre de Alexandrium fragae. La primera parte del apelativo hace alusión al género de un alga que tiene el nocivo poder de provocar mareas rojas que confieren a los moluscos la capacidad de paralizar y alterar las terminaciones nerviosas de aquel que los ingiere. La segunda, sin embargo, rinde homenaje a un investigador del Centro Oceanográfico de Vigo ahora jubilado: Santiago Fraga.

El trabajo de los científicos brasileños fue publicado hace unas semanas en la revista Harmful Algae, donde se describe la nueva especie del género Alexandrium y se explica que al bautizar la especie quisieron reconocer las contribuciones de Fraga a la taxonomía del fitoplancton tóxico.

Como sus familiares del género Alexandrium -que comprende varias especies productoras de toxinas paralizantes con amplia distribución geográfica-, la fragae también plantea un riesgo potencial para la salud pública por consumo de marisco contaminado. Pero de todos sus allegados, a la que más tira y se parece es a la Alexandrium minutum, a la que se asemeja en muchos aspectos, especialmente en el tamaño pequeño. De hecho, el estudio sugiere que en diferentes regiones geográficas se ha confundido a la minutum con la fragae.

Especialista en toxinas

Santiago Fraga fue investigador del Centro Oceanográfico de Vigo desde su incorporación en 1977 hasta su jubilación en diciembre del 2017. Licenciado en Biología por la Universidad Complutense de Madrid, se doctoró en la Universidad de Vigo. Durante cuarenta años fue investigador del Centro Oceanográfico de Vigo e indagó en floraciones de algas nocivas y las toxinas que de ellas se derivan. Junto a otros científicos, Fraga firma también el descubrimiento de una nueva especie de microalga tóxica que produce ciguatoxinas, que están detrás de las intoxicaciones por consumo de pescado.

El equipo del IEO de Vigo, encabezado por Santiago Fraga, fue referente en la investigación sobre la ciguatera y el dinoflagelado que la provocaba: el gambierdiscus.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Un alga tóxica con nombre de investigador jubilado del IEO de Vigo