IEO, seguir donde estamos, pero no como estamos

Rechazo a la integración en el CSIC, la Secretaría de Pesca o cualquier otra institución


El Instituto Español de Oceanografía (IEO) es una institución centenaria que desde su creación en 1914 por el Dr. Odón de Buen se ha mantenido fiel a su objetivo fundacional:«El estudio de las condiciones físicas, químicas y biológicas de los mares que bañan nuestro territorio con sus aplicaciones a los problemas de la pesca» (Real Decreto 17 de abril de 1914). Durante todo este tiempo el IEO ha evolucionado en sus funciones: en 1980 pasó a ser un Organismo Autónomo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con gran peso en el asesoramiento del gobierno de España en materia de pesca. En 1986 se integró entre los Organismos Públicos de Investigación (OPI), reconociendo que el asesoramiento debe basarse siempre en la mejor ciencia disponible. Finalmente, en el año 2000 pasó a depender del Ministerio de Ciencia y Tecnología junto con los otros OPIs: el CSIC, el INIA, el IGME, el IS Carlos III, el CIEMAT y el IAC. A lo largo de sus distintas etapas el IEO se ha mantenido como un organismo independiente, integrado en distintas estructuras organizativas, pero siempre con una entidad propia.

En esta evolución, el IEO ha pasado de ser, sobre todo, un organismo asesor del gobierno en materia de pesca a realizar además investigación multidisciplinar básica y aplicada y tareas de asesoramiento en otras áreas. Es también el representante científico y tecnológico de España en la mayoría de los foros y organismos internacionales relacionados con el mar y sus recursos vivos. Como recompensa a tantos años de trabajo y fiabilidad en la ejecución de sus cometidos, el IEO cuenta con un merecido respeto internacional en todos los foros en los que participa (COI-UNESCO, FAO, UE, ICES, Organizaciones Regionales de Pesca, etc.), y también en la sociedad española, cada vez más sensibilizada con el cambio climático, la contaminación y la explotación sostenible de los recursos pesqueros. En estas labores el IEO es referente a nivel de investigación, observación, obtención y seguimiento de variables descriptivas de los ecosistemas marinos, asesoramiento y análisis de riesgo en la gestión así como la  divulgación.

Esta gran capacidad de adaptación junto al talento y tesón de sus trabajadores ha permitido al IEO ser una institución muy exitosa en la captación de financiación externa, éxito que desgraciadamente no ha venido acompañado de la modernización ni del necesario refuerzo de las estructuras de gestión del organismo. Por ello se da la paradójica situación de que, pese a contar con un remanente de tesorería de más de 80 millones de euros, la institución se encuentra inmersa en la actualidad en la peor crisis en la historia reciente del organismo en lo que se podría considerar un claro ejemplo de “morir de éxito”.

Los firmantes de este manifiesto conocemos, lamentamos y sufrimos la gravedad de los problemas que atraviesa el IEO y estamos plenamente comprometidos con la necesidad de resolverlos. Pero defendemos la necesidad de dotar al organismo de la estructura de gestión y la ayuda económica necesaria para que el IEO sea capaz de solucionarlos por sí mismo. Estamos convencidos de que la solución a los problemas que arrastra el IEO depende única y exclusivamente de que exista la voluntad política de resolverlos, sin que sean necesarias soluciones “imaginativas” que pueden comprometer la propia esencia del organismo. 

No podemos ignorar que en la mayoría de los países desarrollados y referentes por estar a la vanguardia mundial de la investigación científico-técnica e innovación, existen organismos sectoriales de investigación y asesoramiento oceanográfico-pesquero que son organizaciones hermanas del IEO. Así tenemos la NOAA en EEUU, IFREMER en Francia, IMR en Noruega o IPMA en Portugal por nombrar algunos ejemplos. Esto nos reafirma en lo apropiado de este modelo de investigación sectorial que continúe con el servicio que el IEO ofrece al gobierno de España y a la sociedad en general. 

En este sentido y en relación con las noticias aparecidas en prensa y avanzadas por diversas fuentes relevantes del Ministerio de Ciencia e Innovación a compañeros del IEO, los firmantes de este manifiesto queremos mostrar nuestro rechazo a la integración del IEO en el CSIC, la Secretaría General de Pesca o cualquier otra institución. Consideramos esta solución inapropiada y mostramos nuestro firme convencimiento de que la solución para el IEO pasa por seguir donde estamos, pero no como estamos. Es decir, se trata de solucionar los problemas de gestión económica y estructurales del organismo, pero el IEO debe mantener su independencia, autonomía y la entidad para continuar cumpliendo con sus objetivos: el estudio integrador y global del océano y sus recursos. El IEO merece esta oportunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

IEO, seguir donde estamos, pero no como estamos