Yolanda Díaz: «El mar es fuente de vida, pero debe ser también fuente de trabajo decente»

La ministra de Trabajo califica de «histórico» el decreto del Consejo de Ministros que mejora las condiciones laborales de los tripulantes de barcos españoles

Congeladores y barcos de Gran Sol en el puerto de Vigo, en una imagen de archivo
Congeladores y barcos de Gran Sol en el puerto de Vigo, en una imagen de archivo

REDACCIÓN/ LA VOZ

A propuesta del propuesta por el Ministerio de Trabajo, en colaboración con los de Pesca, Seguridad Social y Hacienda, el consejo de ministros ha aprobado este martes un real decreto que mejora las condiciones laobrales de los pescadores de buques españoles. Aplicando una directiva de la Unión Europea (UE) de diciembre de 2016, es el paso previo a la tantas veces demandada ratificación del Convenio 188 de la Organización Internacional de Trabajo (OIT). Por primera vez, obliga a los armadores y a los tripulantes a formalizar por escrito todos los contratos de trabajo en la pesca, marca las condiciones mínimas de habitabilidad de los barcos, introduce el derecho a la repatriación al país de residencia de los los pescadores cuando la relación laboral se suspenda o se extinga, garantiza su derecho a la atención médica, especialmente en el extranjero, y prohíbe el trabajo nocturno a los menores de 18 años.

Para Yolanda Díaz, ministra de Trabajo, este martes ha sido «un día histórico, por fin el Consejo de ministros aprueba, a propuesta del Ministerio de Trabajo y Economía Social, una norma que regula las condiciones del trabajo en el mar. Es la antesala, además, para la ratificación del convenio 188 de la OIT. Esta norma permitirá mejorar en gran medida las condiciones laborales de los trabajadores del mar. El mar es fuente de vida, pero debe ser también fuente de trabajo decente».

Luis Planas, ministro de Pesca, califica la norma de «tremendamente interesante», elogia el «excelente trabajo del Ministerio de Trabajo» y, ahora que se debate la reforma del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), recuerda que España defiende ayudas «para que se puedan mejorar las condiciones de seguridad, de trabajo y de habitabilidad, así como la eficiencia energética».

María Jesús Montero, ministra portavoz del Gobierno, incide en que «eleva el nivel de protección de los pescadores que trabajan en buques españoles, adoptando los estándares laborales de mayor rango en el mundo de la pesca». Incide en que «crea condiciones equitativas de competencia, refuerza el mercado interior y la dimensión social» de la pesca, al mismo tiempo que «transmite una señal clara, inequívoca, a países no comunitarios titulares de grandes flotas pesqueras, en el sentido de que la competitividad de las flotas pesqueras no puede hacerse depender de una adecuada protección de los trabajadores del sector».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Yolanda Díaz: «El mar es fuente de vida, pero debe ser también fuente de trabajo decente»