Medidas «urgentes» de la UE por 1.200 delfines muertos en un año en el Golfo de Vizcaya

Los euroministros también debaten cuotas para 2021, el control con cámaras y las inversiones en pesca

Intento de rescate de un delfín que varó en una playa de Arousa en junio de 2018
Intento de rescate de un delfín que varó en una playa de Arousa en junio de 2018

REDACCIÓN/ LA VOZ

Por videoconferencia, debido a la pandemia, continúa un consejo de ministros de Pesca de la Unión Europea (UE) del que podrían salir medidas «urgentes» para frenar la muerte de delfines en el Golfo de Vizcaya, atribuidas a la captura accidental de pesqueros. La Comisión Europea plantea acciones inmediatas porque el año pasado «los varamientos de delfines comunes marcados por artes de pesca a lo largo de las costas del Golfo de Vizcaya alcanzaron niveles récord, unos 1.200 muertos, y se estima que muchos más mueren en actividades de pesca».

A la espera de conocer los detalles, el ministro español Luis Planas, en declaraciones previas al consejo, ha señalado «que han sido encontrados en el Golfo de Vizcaya, en las costas francesas». Y ha anticipado que España, «sensibilizada con este problema, apoya a la Comisión en todos los esfuerzos para conseguir resolverlo». Considera «de la mayor importancia y del mayor interés hacer todo lo posible para evitar cualquier accidente que provoque que como consecuencia de cualquier actividad en el mar, también la pesquera, puedan producirse estos incidentes». Planas está «a favor de que se adopten medidas, desde el punto de vista técnico, para poder conseguir compatibilizar la pesca con evitar accidentes que afecten a un cetáceo protegido y uno de los elementos más significativos y más valiosos de la diversidad marina».

El consejo también inicia los debates para perfilar las posibilidades de pesca en aguas comunitarias durante 2021. Constatada la mejora de los recursos pesqueros, el ministro español aboga por plantearlas basándose, «en primer lugar» en las recomendaciones científicas, pero teniendo en cuenta en todo momento «los informes del impacto económico y social de las consecuencias de la ordenación de las pesquerías». Con el sector tocado por la pandemia, Planas juzga «muy importante que utilicemos los rangos de mortalidad dentro de rendimiento máximo sostenible para poder conseguir, preservando las masas biológicas, maximizar las capturas resultantes». Cuando la UE sostiene que el cumplimiento de la obligación de desembarco, la prohibición de los descartes, «todavía parece ser en general bajo», España aboga por mantener las «flexibilidades actuales a la posibilidad de eliminar los descartes, a la actividad pesquera no dirigida».

Otro asunto en discusión es la aplicación del Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), ante el cual Planas recalca que la «posición de España es bien clara: deben permitirse inversiones que incrementen la seguridad e higiene a bordo, que mejoren la confortabilidad y la eficiencia energética». Días después de que dirigentes de 24 organizaciones pesqueras europeas, españolas y gallegas demandasen desde Expomar Burela someter a políticos y a gestores públicos al mismo control que pretenden imponerles a los pesqueros con videovigilancia continua, los euroministros analizan esta tarde el reglamento de control. Para el español Luis Planas, es una «gran tarea, confrontados con la digitalización de todos los medios de control de la actividad pesquera, elemento absolutamente fundamental».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Medidas «urgentes» de la UE por 1.200 delfines muertos en un año en el Golfo de Vizcaya