Frustración en la pesca al no remontar los precios pese a reabrir bares y restaurantes

Las ventas han caído un 10 % y no se ha apreciado una demanda mayor de mariscos y pescados finos


La Voz

El sector pesquero confiaba en ganar músculo y recuperar aliento en cuanto bares, restaurantes y demás estancias del canal horeca abriesen sus puertas. Por eso se ha quedado chafado al comprobar que la reapertura de negocios no ha colmado sus expectativas ni de lejos. Ni han notado mayores ventas, ni mejor precio. Al contrario, según el análisis que semanalmente realiza el comité de crisis —integrado por la patronal Cepesca, los pescaderos de Fedepesca y las cofradías españolas—, las ventas han bajado en torno a un 10 %, sin que mejore tampoco la demanda de mariscos y otras especies que tienen en la restauración su principal demanda, como el besugo o a la dorada y el rodaballo salvajes.

Tampoco las cotizaciones se han recuperado. La merluza, el gallo y el rape, las especies más comercializadas, continúan en el hoyo en el que cayeron hace cuatro semanas.

Estos indicadores han sumido en el desconcierto e infundido pesimismo en la cadena de la pesca, pues teme el impacto que la crisis económica que se está generando pueda tener en el comercio de productos pesqueros, «cuya caída supone una amenaza para el futuro de su actividad, afectada, además, por las restricciones del estado de alarma decretado para frenar el avance del covid-19», explica el comité en un comunicado.

El desánimo de estar ante una «posible recesión más dura que la del 2008» lleva al sector a reclamar a la UE que escuche la solicitud del Ejecutivo español e incremente el porcentaje de cuota que se puede trasladar de este año al 2021, junto a la demanda de que se eleve la dotación del Fondo Europeo Marítimo Pesquero (FEMP) para hacer frente a los efectos de la crisis en la pesca.

Ayudas a empresas con pérdidas

El comité de crisis también dirige sus peticiones al Gobierno español, al que reclama compensaciones para los trabajadores y empresas que hayan mantenido su actividad a pesar de haber registrado pérdidas en sus cuentas de explotación, así como exoneración de tributos (IVA, IAE, IRPF), tasas y cuotas a la Seguridad Social.

Y como los armadores siguen esperando noticias del Ministerio de Sanidad, al que habían pedido autorización para comprar test serológicos de detección del covid-19, las empresas han ido buscando soluciones por su cuenta para realizar las pruebas e intentar garantizar la salud de los pescadores.

Mientras, continúan con las gestiones para traer de reemplazar a los marineros que tienen dispersos por el mundo por otros que llevan demasiados meses en sus hogares. Los empresarios gestionan con Pesca y Exteriores esos relevos en los buques de altura de terceros países.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Frustración en la pesca al no remontar los precios pese a reabrir bares y restaurantes