«Unha situación insostible» sienta en Vilaxóan a bateeiros, percebeiros y Mar

Los productores de mejillón acuden a la reunión de este mediodía con «vontade de chegar a un entendemento»

Mejilla extraída en el litoral de Baldaio, A Coruña
Mejilla extraída en el litoral de Baldaio, A Coruña

REDACCIÓN/ LA VOZ

A las doce del mediodía de este jueves comienza en el Intecmar de Vilaxoán la segunda reunión convocada en siete días por la Consellería do Mar a causa del conflicto de la mejilla. Como el jueves pasado, vuelven a verse dirigentes de las federaciones de cofradías de A Coruña y Pontevedra y de las organizaciones de productores de mejillón. Rosa Quintana, conselleira de Mar, preside un encuentro que vuelve a intentar acabar con «unha situación insostible», como definen los bateeiros los enfrentamientos casi diarios con los percebeiros en distintos puntos de la costa gallega.

Agrupados en lo que llaman Comisión do Mexillón, los cultivadores de ese bivalvo coinciden con los recolectores de percebe al recordar lo que los dos bandos creían un pacto para acabar con las confrontaciones. Sigue sin ser oficial, pero en lo que va de semana no ha evitado confrontaciones entre miembros de los dos bandos en Muxía, A Coruña o A Guarda. Fuerzas de seguridad del Estado apaciguaron los ánimos, pero están tan caldeados que la extracción de mejilla ha convertido a la costa gallega en un polvorín a punto de estallar.

Las partes coinciden en el análisis del problema. La Comisión do Mexillón lo recuerda, el conflicto surge porque «coinciden nas mesmas zonas de traballo os traballadores que se adican a extracción de cría de mexillón e os que extraen percebe». Por eso, añade, los productores de mejillón, las cofradías y Mar «estamos a traballar para chegar a un acordo, co obxectivo de frear os graves altercados dos últimos días».

Acuden a la cita con «vontade de chegar a un entendemento, xa que as 3.000 familias que viven de forma directa do cultivo do mexillón, están nunha situación de inseguridade xurídica e física que é insostible». Citan como ejemplo de su predisposición a pactar la propuesta de «puntos de control para demostrar que non se levaba percebe entre a cría, algo rexeitado polas confrarías». Reivindican «a relevancia socioeconómica do noso sector, moi importante para Galicia», así como su «dereito» a recoger mejilla, «a base fundamental da nosa actividade».

Los bateeiros dejan claro que en estos momentos «aínda non se pechou ningún acordo, estando a espera de que se fixen os termos definitivos, por parte da Administración, isto é, as pedras concretas as que non poderán ir nin percebeiros nin bateeiros» a extraer cría de mejillón. A la reunión de Vilaxoán van con «sensacións positivas, xa que lograr o entendemento paraliza temporalmente unha situación insostible e permite a posibilidade de atopar unha solución para un problema que non debería existir» puesto que aunque mejilla y percebe «comparten espazo, a recolección de ámbalas dúas especies non debe ser un problema nin xerar ningún conflito».

Que hasta ahora no ha sido así lo confirma la propia Comisión do Mexillón, desde donde «reiteramos a petición de apoio por parte dos corpos e forzas e seguridade do Estado». Como ejemplo mencionan la intervención de la Policía Nacional y de Gardacostas el pasado lunes en punta Herminia, A Coruña: «Agradecemos as actuacións, protexendo o noso dereito de extracción da cría». También avisan de su propósito de «continuar coas denuncias a aqueles que non nos permitan exercer ditos dereitos», el de recolectar mejilla. Paralelamente, añaden, «estanse cuantificando as perdas, para pedir as responsabilidades legais correspondentes».

Un polvorín a punto de estallar

x. ameixeiras/ s. serantes
;
La Guardia Civil evitó un altercado entre percebeiros y bateeiros en A Barca de Muxía Cincuenta mariscadores impidieron el acceso a las rocas más preciadas del litoral muxián a los extractores arousanos

Bateeiros y percebeiros se enfrentan casi a diario en la costa gallega por la mejilla

Que se sepa, en Muxía se vivió este miércoles el último enfrentamiento entre bateeiros y percebeiros por la extracción de mejilla. Otra vez no acabaron peleándose porque intervinieron las fuerzas de seguridad públicas. Incluso reconociendo estar «condenados a entenderse», los ánimos se caldean a medida que se suceden los encontronazos. Se repiten durante las últimas semanas y parece que los dos bandos actúan organizados. Sigue sin cuajar el principio de acuerdo que el pasado jueves propició la Consellería do Mar. Urgiéndole a ejercer sus competencias de árbitro de la pelea, a Mar apelan los bateeiros que reclaman su derecho a recolectar semilla de mejillón en zonas autorizadas y los mariscadores que se niegan a permitirles extraerla donde mejor cría el percebe. Ahora forman un cóctel explosivo que convierte a la costa gallega en un polvorín a punto de estallar.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

«Unha situación insostible» sienta en Vilaxóan a bateeiros, percebeiros y Mar