La náutica de recreo se arma con un protocolo contra el coronavirus para volver a navegar

Las patronales del sector dictan pautas para la fase en la que los aficionados podrán salir al mar de forma gradual


redacción

La desescalada ha empezado para la náutica de recreo. Desde este lunes se permite la pesca marítima de recreo en Galicia, así como las primeras actividades individuales (vela deportiva no profesional) y las visitas de los propietarios a sus barcos, siempre de acuerdo con las limitaciones geográficas y horarias, para comprobar su estado tras tantas semanas de confinamiento. Y en la próxima fase (la 1), los aficionados ya podrán salir a navegar, de forma gradual, en grupos reducidos con las limitaciones y restricciones que determinen las administraciones competentes y con el cumplimiento estricto de las indicaciones de las autoridades sanitarias.

Ante ese escenario, y para garantizar al máximo la prevención y protección, tanto de los trabajadores que desempeñan sus tareas en las empresas del sector náutico e instalaciones náutico-deportivas, como de los usuarios de la náutica de recreo, las principales asociaciones del sector -CEACNA (Confederación Española de Clubes Náuticos), ANEN (Asociación Nacional de Empresas Náuticas), AEGY (Asociación Española de Grandes Yates) y ANAVRE (Asociación de Navegantes de Recreo)- han diseñado un protocolo propio que ponen a disposición de empresas asociadas, empresarios del sector náutico, operadores de puertos deportivos, clubes náuticos y usuarios.

Estas pautas, compatibles con las que está redactando el ICTE (Instituto para la Calidad Turística Española) por encargo de la Secretaría de Estado de Turismo, para el sector náutico-turístico, supone un punto de partida y su contenido deberá adaptarse a las instrucciones sanitarias que, en función de la evolución de la pandemia, dictaminen las autoridades. Las actualizaciones se comunicarán en las páginas web de las asociaciones que lo suscriben.

Con el protocolo, las entidades quieren facilitar a todos los operadores de la náutica de recreo la adaptación de sus procesos de higienización de recintos, la protección de sus trabajadores y también ofrecer a los usuarios información y recomendaciones para que puedan conocer con antelación normas básicas de comportamiento cuando acudan a las instalaciones y a las embarcaciones. Para ello, se han incluido en el documento ejemplos de material informativo y cartelería recomendada, para su exposición en establecimientos y clubes náuticos.

También se incluyen recomendaciones para empresas de alquiler de embarcaciones, buques y artefactos flotantes y de playa, escuelas de deportes náuticos y actividades náuticas así como establecimientos para la venta y comercialización de embarcaciones y su equipamiento.

Promoción del turismo náutico

El protocolo marco del sector náutico incorpora también un apartado relativo a la promoción de las actividades náuticas, con el objetivo de recuperar la actividad náutica lo antes posible de un modo seguro. Se aconseja así a las empresas náuticas que desarrollen actuaciones que aumenten la confianza del consumidor en base a unos comportamientos y procedimientos que demuestren la seguridad en el uso de las embarcaciones, en los puertos y empresas náuticas.

El gran abanico de actividades que ofrece este campo como oportunidad de ocio, de proximidad y nacional en una primera fase, y para recuperar al turista internacional cuando se abran las fronteras, es evidente, apuntan las asociaciones implicadas.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La náutica de recreo se arma con un protocolo contra el coronavirus para volver a navegar