«Estamos no mesmo barco»

La Xunta lanza en plena crisis una campaña alentando a consumir productos frescos del mar


redacción / la voz

No viene mal una palmada en la espalda cuando se está dándolo todo en un país casi paralizado. Y eso viene siendo la campaña que lanzó anteayer la Consellería do Mar en los medios de comunicación: una forma de agradecer su esfuerzo a las más de 10.000 personas que siguen trabajando para proporcionar alimentos sanos a la población. Y de paso un modo de llamar la atención de los consumidores para que premien ese ahínco comprando productos frescos del mar. A un precio justo.

El complejo mar-industria desempeña un papel fundamental en el abastecimiento de alimentos de calidad a la sociedad y en esta crisis no las tiene todas consigo. Ha visto demasiadas oscilaciones bruscas en los precios que han hecho que en ocasiones estuviese a punto de tirar la toalla. Pero ahí siguen unos 2.000 barcos, alrededor de 10.000 profesionales y 40 lonjas empeñadas en proporcionar diariamente unas 700 toneladas de alimento sano y saludable. Y no siempre con garantías de obtener rentabilidad.

A falta de sol, pescado

La conselleira de Mar, Rosa Quintana, presentó ayer esta iniciativa al ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, con el que mantuvo una reunión telemática. Trasladó que la iniciativa Merca produto fresco do mar. Estamos no mesmo barco está pensada para alentar el consumo de pescados frescos y animar los precios, recordando que, a falta de luz y sol por no poder salir a la calle, buena es la vitamina D que proporcionan los productos marinos.

En esa reunión que Quintana mantuvo con Planas y los demás consejeros del ramo, la responsable gallega pidió de nuevo que el Ministerio de Sanidad aclare «dunha vez por todas» si el marisqueo a pie y la extracción de recursos específicos como el percebe, el erizo o la navaja sigue considerándose actividad esencial que debe continuar operativa durante el estado de alarma, a pesar de que sus principales canales de comercialización, como son bares y restaurantes, están cerrados y sus ventas han caído un 96 % desde que comenzó la alerta sanitaria por coronavirus.

La conselleira insistió en pedir que el Gobierno estudie el cese de actividad para el conjunto del sector, al tiempo que solicitó la simplificación de los trámites para poder acceder a la prestación extraordinaria por cese de actividad por parte de los autónomos del mar, dado que la saturación de gestorías y el cierre físico de oficinas complican el papeleo.

Otra de las demandas que Quintana planteó a Planas tiene como destinataria final a Montero. Y es que considera que el Estado debería devolver a la mayor brevedad posible el IVA abonado por las industrias pesqueras, pues disponer de ese recurso «permitiríalle ás empresas contar con liquidez para adquirir materias primas e aboar os salarios do persoal contratado para poder aumentar a produción ante a maior demanda».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«Estamos no mesmo barco»