Galicia pone en alerta a las embajadas de España para que resuelvan los problemas de su flota

Traslada las dificultades para hacer relevos de tripulación en algunos países y conmina a que les faciliten su actividad


La Voz

Es lo que tiene estar pescando por todo el mundo: que de una pandemia global no se libra nadie, esté operando en Malpica, Callao, Kiribati o Papeete. En ningún sitio se esquivan las consecuencias del coronavirus. La flota gallega ha encontrado problemas para desarrollar su actividad con cierta normalidad en todos los océanos, aunque unos países ponen más pegas que otros.

Ante esas dificultades, la Xunta, a través de la Dirección Xeral de Relacións Exteriores e coa Unión Europea, en coordinación con la Consellería do Mar y la Secretaría Xeral da Emigración, ha puesto en alerta a las embajadas de España en terceros países y les ha trasladado todas esas trabas que los barcos gallegos están hallando en los caladeros exteriores por la crisis del coronavirus.

Las comunicaciones llevan la firma de Jesús Gamallo y se han enviado a los representantes diplomáticos de España en países como Perú, Cabo Verde, Sudáfrica, Nueva Zelanda... y hasta al cónsul honorario en Papeete, en la Polinesia francesa, pues hasta allí llegan los obstáculos.

El Gobierno gallego, en esas cartas, expresa su inquietud por la actividad de los tripulantes de flotas como la arrastrera congeladora o la de palangre de superficie y agradece las gestiones que desde las embajadas y consulados se puedan hacer para facilitar la operatividad de las mismas.

Problemas son varios y variopintos. Según trasladaron a la Xunta varias entidades pesqueras gallegas con flota en el exterior está la imposibilidad de hacer relevo de tripulaciones debido a la cuarentena que se le impone y a las restricicones de viaje durante la crisis del COVID-19. Es lo que ocurre en puertos como Callao, en Perú, o el de Montevideo, en Uruguay, así como en varios caladeros de África. 

Otro inconveniente es la disminución del mercado, que ha derivado en la saturación de la capacidad del almacenamiento frigorífico. En esto han influido varios factores, como son el cierre de los canales de distribución a terceros países por la alerta sanitaria del coronavius, la reducción de la actividad industrial en la Unión Europea y la paralización de la hostelería y la restauración en España.

En el marco del seguimiento que el Gobierno gallego realiza al sector marítimo-pesquero también se enmarcan los contactos que el delegado de la Xunta en Arxentina y Uruguay mantiene con las empresas de pesca de capital gallego asentadas en esos países para ver como evoluciona su situación ante a alerta sanitaria del coronavirus

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia pone en alerta a las embajadas de España para que resuelvan los problemas de su flota