La flota insta al Gobierno a aclarar si se puede acoger a los ERTE por fuerza mayor

La patronal Cepesca señala que algunas comunidades autónomas han dado luz verde a los presentados por empresas pesqueras


La Voz

Hay pescado y lo va a seguir habiendo. Todos los problemas que van surgiendo a la flota de bajura y las dificultades que se encuentra la congeladora en el extranjero no son óbice para que el sector pesquero falte a su compromiso de suministrar productos pesqueros a la población. Pero unos segmentos de flota lo tienen más complicado que otros para seguir trabajando sin entrar en pérdidas. Por eso hace una semana, la Confederación Española de Pesca (Cepesca) y la Federación Nacional de Cofradías de Pescadores solicitaron al Gobierno que esos barcos pudiesen acogerse a los ERTE por causa de fuerza mayor, como fórmula además para mantener el empleo en el futuro. Pero el Ejecutivo no ha dado respuesta a su demanda, una solicitud a la que se han adherido los sindicatos UGT y CC.OO.

Según exponen desde Cepesca, algunas comunidades autónomas ya han admitido a trámite los primeros ERTE presentados.Otras no se atreven, por lo que el sector solicita al Ejecutivo central que se pronuncie al respecto, ya que simplificaría y agilizaría la tramitación para hacer frente a la grave situación que atraviesa sobre todo la flota de bajura.

Desde la patronal apuntan que a pesar de todos los problemas, la mitad de la flota de bajura sigue operando y la mayor parte de Gran Sol también.

Que haya pescado se debe a que en España «tenemos una flota muy diversa que posibilita mantener la actividad a pesar de las dificultades». Con respecto a la flota de altura y gran altura, se enfrentan a varios problemas en los puertos en los que descargan para garantizar la salud de los tripulantes y el suministro de pescado. Así, muchos de ellos, de común acuerdo con los marineros, están manteniendo a las tripulaciones a bordo para evitar contagios.

Por lo que se refiere a la flota congeladora, uno de sus mayores problemas es el relevo de las tripulaciones debido a las dificultades y restricciones de las comunicaciones aéreas, lo que ha llevado a los armadores a solicitar la prolongación del turno actual por unas semanas más. Otros efectos socioeconómicos extremadamente graves son las fuertes reducciones de la demanda del mercado, caídas de los precios, deficiencias en aspectos logísticos, ausencia de material de protección o restricciones a la movilidad de las tripulaciones.

Videoconferencia con Sinkevicius

Ante todos esos problemas, tanto Cepesca como las cofradías solicitan a la UE que centre los esfuerzos en asegurar la continuidad de la actividad para garantizar el suministro de productos pesqueros, así como facilitar asistencia financiera a las flotas que han tenido que detener su actividad. En este sentido, han solicitado una videoconferencia con el comisario de Medio Ambiente, Pesca y Océanos, Virginijus Sinkevicius, para exponer, entre otras cosas, la necesidad de orquestar medidas como la mayor flexibilidad para poder transferir la cuota no utilizada de un año para el siguiente, imponer unos precios de intervención más altos para el pescado que no se venda; garantizar las necesidades logísticas de tripulaciones, barcos y lonjas; salas de subastas; modificar la regulación del Fondo Europeo Marítimo y de la Pesca (FEMP) para proporcionar ayuda financiera a aquellas compañías pesqueras obligadas a cesar sus operaciones, e introducir medidas como la reducción del IVA y la suspensión de las cotizaciones a la seguridad social y los impuestos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La flota insta al Gobierno a aclarar si se puede acoger a los ERTE por fuerza mayor