El ojo de monte Enxa vela por la seguridad de medio millar de cruceros

Un millón de personas viajaban en los barcos que cruzaron el corredor marítimo en el 2019


ribeira / la voz

Nada se mueve en el mar barbanzano sin que lo sepa el Centro de Control de Tráfico y Salvamento Marítimo de Fisterra, situado en el monte Enxa, en Porto do Son. Y es que el ojo que tiene el Ministerio de Fomento en la cima de la comarca es el responsable de la seguridad y del paso de miles de embarcaciones que todos los años surcan las aguas de las costas barbanzanas por el dispositivo de separación del tráfico marítimo. El responsable del centro, Manuel Capeáns Álvarez, resalta que en los últimos tiempos se incrementó de forma considerable el paso de barcos de pasajeros. Según comenta, el año pasado se contabilizaron más de 500 cruceros de turistas con alrededor de un millón de personas a bordo.

La mayoría de los grandes cruceros que pasan bajo la atenta mirada del centro de monte Enxa proceden del norte de Europa y sus destinos más frecuentes son el Mediterráneo, las islas Canarias y el continente americano, según reconoció Capeáns.

Distancias

Este tipo de embarcaciones tienen que cumplir con el protocolo de alejamiento de la costa: los que se dirigen al norte deben pasar a 20 millas de tierra, mientras que los que navegan hacia el sur deben apartarse 30.

Manuel Capeáns indica que este tipo de tráfico marítimo aumentó de forma exponencial en los últimos años, ya que las vacaciones en cruceros se han puesto de moda y ha crecido espectacularmente.

Aunque estas naves pasan bastante alejadas de la costa, también solicitan auxilio de vez en cuando. El responsable del centro de salvamento de monte Enxa señala que cada mes tienen entre dos o tres llamadas de socorro desde alta mar. «Lo que más piden es asistencia sanitaria. Los médicos que van a bordo reclaman evacuaciones y los enfermos son trasladados a centros hospitalarios de Galicia en helicóptero», subraya Manuel Capeáns. La mayoría de los usuarios son pasajeros de unos 80 años de edad.

Una de las principales características de estos barcos es su gran tamaño, algunos con capacidad para 3.000 personas, de las cuales unas mil son tripulantes.

Por otra parte, el responsable del centro de coordinación del monte Enxa destaca que el año pasado navegaron frente a las costas gallegas cerca de 36.000 buques. En sus bodegas llevaban más de 250 millones de toneladas de todo tipo de mercancías.

Materiales peligrosos

Capeáns hizo mención a que frente a las costas barbanzanas pasaron en el 2019 más de 12.000 barcos de transporte de materiales peligrosos. También comenta que 23 naves incumplieron las normas al atravesar el dispositivo de separación, por lo que se les abrió expediente.

El centro de coordinación de Porto do Son tiene además otras funciones como son las emergencias marítimas. En este sentido, desde el monte Enxa se coordinaron y atendieron el año pasado 239 actuaciones, de las cuales la mayoría fueron averías producidas en embarcaciones y que tuvieron que ser ayudadas. También fueron requeridos en 117 ocasiones para participar en incidencias relacionadas con el medio ambiente y 321 en seguridad marítima.

Las alertas aumentan de forma considerable en verano debido a la presencia de barcos de recreo en las rías y que en muchos casos precisan algún tipo de ayuda, dice Capeáns.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El ojo de monte Enxa vela por la seguridad de medio millar de cruceros