Un pacto de pesca antes de julio, una de las líneas rojas para suscribir un acuerdo con el Reino Unido

Los parlamentarios condicionan la propuesta de cuotas y aranceles cero al compromiso por parte del Reino Unido de actualizar sus normas en materia de competencia, mercado laboral y protección medioambiental


bruselas / la voz

El acceso recíproco a las aguas y a sus respectivos mercados es un punto indisociable del acuerdo sobre la futura relación entre el Reino Unido y la UE tras el período de transición. Esta es una de las líneas rojas que han quedado claras en la votación de esta semana en la Eurocámara, con 543 votos a favor, 39 votos en contra y 69 abstenciones.

Los eurodiputados ya dejaron claro en el debate del martes y en la votación del miércoles que esperan mantener una fructífera relación con su antiguo compañero de club, aunque han insistido en que un país tercero no puede disfrutar de los mismos beneficios que un Estado miembro.

Los parlamentarios han condicionado la propuesta de cuotas y aranceles cero al compromiso por parte del Reino Unido de actualizar sus normas en materia de competencia, mercado laboral y protección medioambiental. Siguiendo esta línea, han hecho especial hincapié en que cualquier acuerdo de libre comercio entre ambos bloques queda sujeto a una negociación pesquera antes del 1 de julio de este año. Se trata de una de las reivindicaciones que lleva haciendo desde el principio el negociador de la UE, Michel Barnier, y sobre el que insistieron en el debate del pleno de esta semana.

Protección para el sector

El eurodiputado popular Francisco Millán Mon ha reiterado la reclamación que lleva defendiendo la Comisión de Pesca del Parlamento Europeo y ha señalado que es clave para algunas «comunidades pesqueras y regiones altamente afectadas» por esta cuestión. Así, el gallego ha recordado que los «consumidores europeos constituyen el principal mercado para los productos de pesca del sector británico, por lo que existen intereses complementarios». La socialista Clara Aguilera apeló a la protección del sector «para que no se sienta inseguro».

Tras la resolución aprobada en Estrasburgo, ahora la pelota queda en el tejado del Consejo, que el próximo 25 de febrero tendrá que decidir en el Consejo de Asuntos Generales si respalda las directrices aprobadas por la Eurocámara y propuestas por Michel Barnier.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un pacto de pesca antes de julio, una de las líneas rojas para suscribir un acuerdo con el Reino Unido