La sorprendente limpieza de los fondos de la NAFO

Un estudio del IEO ha constatado la escasa presencia de residuos en los grandes bancos de Terranova


redacción / la voz

No está impoluto, pero sí más limpio de lo que cabría esperar en un medio, el marino, en el que aproximadamente 7 toneladas de residuos acaban en los mares y océanos del planeta y, según la ONU, ocho millones de objetos son arrojados al agua cada día y 45.000 pedazos de residuos plásticos flotan de media en cada milla cuadrada de mar. En ese escenario, los investigadores del Instituto Español de Oceanografía (IEO) de Vigo confirman la escasa presencia de basura en los fondos marinos de la División 3L del área NAFO (Organización de Pesquerías del Atlántico Norte), donde opera la flota congeladora gallega.

El informe, desarrollado en el marco de los proyectos ATLAS, Biopesle y CleanAtlantic, ha sido publicado en la revista en la revista científica Scientia Marina y servirá para conocer la distribución de basuras en esa área, en los bancos de Terranova, y podrá utilizarse para introducir medidas de mitigación y monitoreo para actuar contra los impactos negativos que esos desperdicios implican para los ecosistemas, los recursos explotables, para las embarcaciones y la navegación, la industria turística y para la seguridad y salud de los seres humanos.

La pesca, la fuente principal

La principal fuente de generación de basura en esos fondos es la actividad pesquera. Nada sorprendente, apuntan los científicos, dado que se trata de una zona muy alejada de la costa en la que la pesca ha sido durante muchos años la única razón para que los humanos hiciesen acto de presencia allí.

El trabajo publicado en Scientia Marina también señala las áreas en las que se ha hallado mayor acumulación de basura, que son el canal llamado Flemish Pass y en el flanco noreste del Gran Banco de Terranova. 

En más de la mitad de los lances en los que se detectó la presencia de basura (61,9 %), los desperdicios encontrados precedían de la actividad pesquera en sí, desde pequeños fragmentos de cabo a aparejos enteros, como nasas. Además, en el 18,6 % lo que se subía eran plásticos. Los metales se hallaron en menor medida, en el 16,5 % de los lances, mientras que en el 12,4 % lo que se sacó fue basura diversa de origen humano. En total se hicieron 1.169 lances válidos.

El IEO promoverá iniciativas para sensibilizar a los pescadores en la necesidad de minimizar las pérdidas de objetos, al tiempo que recomienda a los demás países que pescan allí que realicen estudios similares para tener información más completa sobre la distribución de basuras en el área.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
ONU
Comentarios

La sorprendente limpieza de los fondos de la NAFO