Galicia busca la complicidad de Pesca contra la expulsión de empresas del mar

Quintana expone a Villauriz el efecto dominó que tendría sobre el resto del sector


redacción / la voz

Por más que desde la vicepresidencia de Transición Ecológica insistan en que no se ha modificado el reglamento de Costas y que lo que se está aplicando es la normativa que aprobó el PP, lo cierto es que la interpretación que se le está dando al texto, hiperrestrictiva a decir del sector, ya ha tenido unas consecuencias inesperadas e indeseadas en Galicia: una empresa que ha visto prorrogada su concesión por tan solo un año y otra a la que se le ponen exigencias difíciles de cumplir para seguir donde está sin que se resienta su viabilidad técnica y económica.

Y como Teresa Ribera está decidida a modificar la ley y el Gobierno gallego teme que se consagrará ese empeño en despejar la costa de empresas, la conselleira do Mar, Rosa Quintana, buscó ayer la complicidad de otro departamento que, como el suyo, debe velar por el sector pesquero: el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. La preocupación de Galicia ante las trabas que se están poniendo a las empresas de la cadena mar-industria para seguir en la ribera y el «efecto dominó» que eso puede tener en el primer eslabón de la cadena -mariscadores, pescadores, bateeiros...- capitalizó buena parte del encuentro que ayer mantuvo la conselleira con la secretaria general de Pesca, Alicia Villauriz.

«Nós o que pretendemos é que o ministerio teña sensibilidade con este tema, posto que non estamos a falar de outra cousa máis que construcións que son depuradoras, cocedoiros e industrias de transformación. Gustaríame que alguén me explicara que poden facer as mariscadoras co seu produto se non teñen depuradoras ou os bateeiros sen cocedoiros ou conserveiras», explicó Quintana al término del encuentro con Villauriz.

La conselleira expuso a Pesca la necesidad de garantizar al máximo el principio de seguridad jurídica y que los distintos operadores «non queden expostos a decisións arbitrarias e cambios de criterio en función do Goberno de turno que inciden na súa actividade».

Si tendrá el amparo de Planas y su equipo, está en el aire. Más que nada porque en el comunicado del ministerio resumiendo el encuentro no se cita en ningún momento que se haya hablado de los problemas que están teniendo las empresas gallegas situadas en terreno del dominio público marítimo-terrestre ni de las futuras intenciones de reforma del reglamento de Costas.

Fondos pesqueros

Curiosamente, los comunicados coinciden en otras cuestiones, como que ambas dirigentes analizaron los reglamentos que prepara Bruselas para el nuevo Fondo Europeo Marítimo y de Pesca y el que atañe al control de la flota. En cuanto al primero, Quintana insistió en la necesidad de flexibilizar y agilizar su aplicación para evitar que, como en el actual, los trámites impidan el gasto de esos fondos. Quintana dice que el nivel de ejecución de ese instrumento de financiación se debe, entre otras cosas, a los estrictos requisitos que se piden, que «limitan a posibilidade de acceso ás axudas por parte os posibles beneficiarios». Pero, según la conselleira, no todas las trabas tienen sello europeo, también las hay con cuño del Gobierno central. Son las relacionadas, dijo, con las «autorizacións para realizar accións de rexeneración marisqueira no ámbito do dominio público marítimo-terrestre e as concesións para a localización de instalacións vinculadas á industria auxiliar, transformadora ou acuícola».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galicia busca la complicidad de Pesca contra la expulsión de empresas del mar