Mar se inspira en las generales para las elecciones al Consello do Mexillón

El voto será presencial, habrá varias mesas con urnas y se podrá hacer campaña


redacción / agencia

Muchas cosas han cambiado desde la última vez que se eligieron los cargos del pleno del Consello Regulador do Mexillón de Galicia. Lo primero, el reglamento por el que se rige la entidad, que modificó la composición de los órganos de gobierno para dar mayor representación a la industria, con más peso en la comercialización de producto con DOP (denominación de orixe protexida) que el fresco. Por eso el proceso electoral que en breve se abrirá es diferente del que se realizó a mediados del 2014.

Las reglas que marcarán los próximos comicios ya están a exposición pública. La Consellería do Mar mantiene abierto hasta el 5 de febrero el plazo de alegaciones a unas normas que se inspiran en las elecciones generales al estipular el voto presencial en urna, varias mesas electorales e, incluso, la posibilidad de hacer campaña, ya no solo por parte del candidato, sino también del propio Consello, pero en este caso animando a la participación en el proceso.

Ahora bien, dadas las características de estos comicios, hay sensibles diferencias, como que no se permite el voto por correo y, en el caso de no haber candidaturas en alguno de los censos, cualquiera podrá acabar siendo miembro del pleno del Consello sin siquiera habérselo propuesto.

Eso, si no cambian las cosas y el texto, finalmente, termina apareciendo con esa literalidad así en el Diario Oficial de Galicia. Será precisamente la publicación en ese DOG lo que marcará el inicio del proceso electoral que llegará, como mínimo, con un año de retraso.

Composición

Cambios en el peso de los sectores. Si en junio del 2014 los miembros del Consello votaron para elegir a 6 representantes de la productores, 4 de los cocederos y depuradores y 2 de la transformación, en esta ocasión lo harán para designar a seis vocales que saldrán del censo de bateeiros y los seis restantes de los otros dos, que corresponden a las empresas comercializadoras. Aquí el reparto cambia, pues tres provendrán de las conserveras y otros tantos de las firmas que destinan el producto al fresco.

comisión electoral

La organización de los comicios. Otra modificación con respecto al proceso anterior radica en la creación de una comisión electoral, por debajo de la xunta electoral, órgano supremo de supervisión, y que se encargará de la logística del proceso. Esto es, elaborar los censos, recibir las candidaturas, organizar las urnas y determinar el número de mesas que se habilitarán y en qué sedes, etcétera,. Estará formada por un presidente y tres vocales, además de un representante de la Consellería do Mar y el secretario del Consello.

candidaturas

Presentar avales. Podrán presentar candidaturas grupos de socios, cooperativas, asociaciones o agrupaciones profesionales del sector vinculadas al Consello Regulador do Mexillón de Galicia siempre que cumplan los requisitos legales y que estén avaladas al menos por el 5 % del total de votantes que figuran en su censo. Fuentes del regulador señalan que con este requisito se trata de evitar que una asociación, cooperativa, federación o agrupación profesional con un número de socios importante pueda acaparar todo el poder en los órganos de gobierno, pues tiene que buscar apoyos en otras entidades para validar su candidatura, con lo que se propicia la unión.

campaña y reflexión

Ocho días para pedir el voto. Los candidatos tendrán una semana para recabar apoyos entre los electores. Comenzará a las 00.00 horas del día después de la proclamación de las candidaturas -si es hábil- y terminará a las 24.00 horas siete días después. Es posible que haya jornada de reflexión, puesto que las votaciones tendrán lugar el primer sábado siguiente a la finalización de la campaña. También podrá hacer campaña el propio Consello Regulador, solo que en este caso será meramente institucional, informando del proceso y llamando al voto.

Sin voto por correo, la persona tendrá que acudir a una de las mesas habilitadas

En el último proceso electoral, los votantes podían entregar su voto a un representante, que hacía llegar los sufragios a la sede del Consello Regulador, en Vilagarcía, donde estaban situadas las urnas de los tres censos. En esta ocasión, también estará en ese edificio la mesa electoral central, pero el reglamento prevé habilitar mesas periféricas. Estas tendrán que ser solicitadas por las distintas asociaciones a la comisión electoral, que organizará aquellas que sean solicitadas para cubrir todo el territorio que cubre el Consello.

En cada mesa habrá un presidente y dos vocales, así como sus suplentes, que, como en los procesos generales, saldrán de un sorteo entre los electores y que cobrarán dietas por el día que dediquen al proceso electoral.

En cada colegio se pondrán tres urnas, una por censo, a no ser que en alguno de ellos haya una única candidatura, caso en el que no será necesario siquiera acudir a votar.

Precisamente por habilitar mesas periféricas, el horario previsto para depositar los apoyos se reduce con respecto al proceso del 2014. Los colegios se abrirán a las 11 de la mañana y cerrarán a las cinco de la tarde, para dar margen a que los responsables del proceso acerquen los votos hasta Vilagarcía, donde está la mesa central, antes de comenzar con el escrutinio.

¿Cuándo serán? Por el momento no se puede aventurar. El reglamento está a exposición pública hasta el 5 de febrero. Después habrá que atender las alegaciones y, finalmente, salir publicado en el DOG. A partir de esa fecha, el Consello calcula que el proceso durará tres meses.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mar se inspira en las generales para las elecciones al Consello do Mexillón