Un «regalo de Reyes» para el sector pesquero

Satisfacción en la patronal pesquera al confirmarse la continuidad del equipo en el ministerio


redacción / la voz

Con toda la prudencia que da no tener confirmación oficial, Edelmiro Ulloa, uno de los gerentes de la Cooperativa de Armadores de Vigo (Arvi), decía, a título personal, que si se ratificaba a Luis Planas al frente de pesca sería «un regalo de Reyes». Y eso es lo que ayer, en una Epifanía atrasada, puso Pedro Sánchez debajo el árbol del sector pesquero, que ayer daba amplias muestras de satisfacción al comprobar que parte de las cábalas que se habían hecho sobre el organigrama de Gobierno eran simplemente eso, conjeturas. Ni Luis Planas se ha ido a Exteriores, ni Agricultura, con el apellido de Pesca, ha quedado diluido en un ministerio de Desarrollo Rural o Despoblación.

Javier Garat, secretario general de la patronal Cepesca, con la confirmación oficial en el bolsillo de que iba a continuar el mismo equipo llevando las riendas de la actividad pesquera, ya podía decirlo: «Se han cumplido nuestros deseos». Que no eran otros que los de que hubiese un Ministerio de Agricultura y Pesca y que Luis Planas estuviese al frente. Y, al parecer, no solo el valenciano se quedará con la cartera que asió a mediados del 2018, también seguirá en su despacho de la madrileña calle Velázquez la coruñesa Alicia Villauriz, secretaria general de Pesca.

Año esencial

«Lo están haciendo bien», apunta Ulloa, que abundó que se trata de un equipo que conoce las inquietudes del sector, se involucra y, sobre todo, entiende las cuestiones pesqueras, que no todos son capaces de comprender. Esto último es esencial en un año como el 2020, en el que se vislumbran en el horizonte grandes retos. Un horizonte que no está tan lejano. El brexit está a la vuelta de la esquina y la determinación de Johnson en no extender el período transitorio más allá del 31 de diciembre hace perentorio llegar a un acuerdo de pesca antes de esa fecha.

 También dentro de casa hay trabajo pendiente. «Todo lo relacionado con la política común de pesca (PCP): obligación de desembarque, totales admisibles de capturas (TAC) y reparto de cuotas; planes plurianuales...», recuerda Garat. Fuera de la rutina, está a punto de entrar en discusión el reglamento de control, ese que quiere generalizar el uso de cámaras a bordo de los barcos, y el que ordenará el Fondo Europeo Marítimo y de Pesca (FEMP), una herramienta que la patronal quiere emplear en modernizar las embarcaciones y ampliarlas para atraer al mar una mano de obra ahora difícil de conseguir.

La renovación del acuerdo de Pesca con Mauritania, importante para la flota gallega, la ratificación del convenio 188 de la OIT sobre condiciones de trabajo, la gestión de los tiburones y de los túnidos tropicales, así como velar por que el Pacto Verde (Green Deal) de la UE no se ponga en contra del sector pesquero son otras de las cuestiones que tendrá que atender el equipo de Planas. Sin olvidar que este es el superaño y que a nivel internacional el sector pesquero librará varias batallas contra los conservacionistas, que pretenden mover los marcos para dejar a la pesca fuera del océano.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Un «regalo de Reyes» para el sector pesquero