Calma chicha en los precios del marisco antes del último arreón de Fin de Año

Aunque su cotización se ha enfriado, hoy volverá a despuntar en los mercados gallegos


Redacción / La Voz

«No es la locura de Nochebuena, pero no ha ido nada mal, pensábamos que los precios irían más baratos». El subastador de Paco Moinelo, Israel Martínez, desprende optimismo tras pasar revista a los resultados de la penúltima subasta de pescado y marisco en A Coruña antes de despedir el 2019. El camarón a 170 euros el kilo es una cifra para estar satisfecho.

Los precios se mantenían ayer en calma chicha a la espera del último arreón de hoy. Bajaron, sí, pero no lo esperado. Paula Lage, quien regenta el puesto de Mariscos Maricarmen Parga en el mercado de la Plaza de Lugo (A Coruña), cree que entra dentro de la lógica del calendario: «Fin de Año no es Nochebuena. Se nota. Los percebes y camarones están bajando», señala. Las cifras le dan la razón. Ayer el kilo de percebes se vendía a 85 euros en Santiago, a 40-120 euros en Pontevedra, a 75-150 euros en Lugo y a 160 euros en Ourense, lejos de los 400 que llegó a alcanzar en la ciudad herculina en vísperas de la Navidad. Una diferencia de hasta 315 euros. 

La actividad fue escasa en otras plazas como la de Ribeira, donde solo el puesto regentado por María Mayán estuvo activo el lunes con la centolla en los 30 euros, unos 10-20 euros menos que hace solo cuatro días. La placera esperaba una mayor afluencia de gente, pero los gallegos prefirieron apostar sus cartas al último día del año con la esperanza de encontrar producto más fresco a precios más razonables. En algo no les falla la intuición: el 2019 agotará sus últimas horas de vida con los puestos de las plazas de abasto repletas de pescado y marisco porque la flota ha podido lanzar las redes tras un mes en el que el tiempo en la mar no dio tregua.

Desde algunas plazas apuntan que los precios podrían subir hoy un poco, especialmente las nécoras de mayor calidad, que ayer rondaban los 40 euros el kilo. Los percebes y camarones son imprevisibles. 

La almeja, escasa y cara

Entre que Fin de Año no es una cita tan familiar y que las huchas no están para grandes alegrías a estas alturas, algunas familias exploran alternativas y ahí están los pescados populares como el bacalao, ayer a 8,5 euros el kilo en Ourense, o a la merluza, a 12 euros en el mercado de A Magdalena de Ferrol. El lenguado, el rodaballo, la lubina salvaje o el besugo siguen cotizando mucho más alto que algunas carnes como el cordero o el entrecot así que es posible que las carteras más modestas apuesten por poner los pies en la tierra. La almeja babosa fue ayer la única que subió de precio en todas las plazas de Galicia. El exceso de agua dulce por las lluvias del último mes elevó la mortandad de la especie y provocó el cierre de los bancos de Noia y Carril. El kilo estaba ayer a 38 euros en Pontevedra y Santiago, a 45 en Ourense y A Coruña, a 38 en Santiago y hasta 49 en Lugo. La rubia gallega a 35 en Ribeira. Los emblemáticos platos de almejas a la marinera este año saldrán más caros. La alternativa puede salir más rentable, pero depende de dónde se compre. La vieira gallega en Santiago y Pontevedra se vendió ayer a 3,5 euros la unidad en contraste con los 6,50 euros que se llegaron a pagar en Lugo.

Camarones a la baja

El pequeño y delicioso crustáceo se bate mano a mano con los percebes por ser el rey de los mercados gallegos. El precio de ambos se ha relajado desde Nochebuena, pero la quisquilla aguanta mejor. El kilo llegó a alcanzar los 200 euros en Ribeira antes de Navidad. Ayer su precio rondaba los 110 en Santiago y los 150 en Lugo y Ourense.

Otro de los crustáceos más sabrosos del mar, la cigala, ha visto cómo bajaba su precio a pesar de la veda que sufre la flota frente a las costas coruñesas. La competencia se la hace la cigala del Gran Sol que llega viva y fresca a los puertos gallegos. La de tamaño mediano alcanzó los 89 euros el kilo en Lugo.

«La gente llega aquí y se echa las manos a la cabeza al ver los precios del marisco»

La Voz

La sucesión de borrascas ha encarecido el poco producto que llega a los mercados

«Coincidió todo. Entre que el marisco se encarece en esta época y que con los últimos temporales hay menos producto y sube el precio, la gente llega aquí y se echa las manos a la cabeza». Habla Chelo, pescantina de la plaza de Lugo (A Coruña), un mercado en el que ayer se vendía el camarón a 290 euros el kilo, el percebe a 180 y la cigala a 90. Allí, Mari Carmen Parga vendió bien centolla, lumbrigante y buey, «que quieren para salpicón» y camarón, «porque aunque es el más caro, es el que más barato sale, porque un kilo de camarón rinde mucho».

Seguir leyendo

Información elaborada por M. Mosteiro, A. Cuba, A. Barcala, R. Novoa, D. Vázquez, L. C. Llera, J. M. Jamardo, C. Castro y C. Porteiro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Calma chicha en los precios del marisco antes del último arreón de Fin de Año