Galicia exige al Gobierno que aclare cómo se ficha a bordo de los barcos

El Parlamento gallego insta a eximir a la pesca de la exigencia de controlar el horario


redacción / la voz

El mar anda revuelto por la obligación de fichar a bordo de los barcos. Confiaba en quedar exento, dadas las peculiaridades de un oficio que requiere estar permanentemente en el centro de trabajo y en el que la remuneración depende de las capturas, pues se cobra á parte. Pero el Gobierno concluyó que no, que también en los barcos hay que llevar un registro horario. Tal es el desacuerdo con la norma que tanto la patronal pesquera como las cofradías de pescadores han presentado un recurso de alzada contra el polémico real decreto.

 El PPdeG llevó ayer la cuestión al Parlamento de Galicia, al presentar una iniciativa en la que insta al Gobierno central a que aclare el alcance de esa obligatoriedad que los marineros tienen de registrar diariamente su jornada a bordo de los barcos. En esa cuestión estuvieron de acuerdo los once diputados de la Comisión de Pesca del Parlamento de Galicia. Ahora bien, ya no hubo tal consenso con la propuesta popular de adecuar la norma «ás peculiaridades laborais do sector pesqueiro», planteando incluso la posibilidad de eliminar esta norma «en base á súa posible inviabilidade de aplicación». Esta segunda parte solo fue refrendada por los diputados del PPdeG, mientras que el resto de los grupos se abstuvieron.

Porque hay opiniones diversas sobre si a bordo de los barcos hay que llevar un control horario o no. Montse Prado (BNG) lo tiene claro: «É de xustiza que haxa unha regulación da xornada». Máxime en un sector en el que no abundan los convenios colectivos y en los que las partes de esa pesca á parte son «desproporcionadas». Por eso que tiene que haber «unha regulación para saber canto se traballa no mar». Xan Novo, de Esquerda en Común, recordó al popular Pazos Couñago, ponente de la moción, que ya el convenio 180 de la OIT (Organización Internacional del Trabajo), del 2002, establece los registros de jornada a bordo. Por tanto, «van 17 anos de retraso» en algo que ya debería haber hecho Arias Cañete, ministro de Pesca cuando la OIT dictó su norma. El control horario es, a su juicio, necesario para «dignificar o traballo, facilitar a conciliación e organizar descansos compensatorios». Eso por no hablar de que debería reducirse la jornada de 72 a 62 horas.

«Unha boa ferramenta»

La socialista Patricia Otero reprochó a Pazos Couñago su empecinamiento en buscar la confrontación ya no con el Gobierno central, sino con Pedro Sánchez, y expuso que, a su juicio, el decreto de control horario «é un avance, unha boa ferramenta para o traballador». Otero se mostró de acuerdo en solicitar más explicaciones sobre la adaptación a este sector peculiar una normativa que afecta a todas las actividades, pero se abstuvo en el punto en el que se instaba al Ejecutivo a retirar el decreto si no es capaz de adaptarlo al sector pesquero.

El diputado popular usó los argumentos que aportan las cofradías y los armadores para subrayar que es imposible fichar a bordo. «Non se trata tanto de establecer os mecanismos, senón tamén de como contabilizar as horas de presenza a bordo, xa que parte destas non son de traballo efectivo». Considera, asimismo, «razoable a petición do sector de que se teña en consideración a especialidade do traballo no mar para impedir que a aplicación da normativa xeral estatal dificulte burocraticamente a actividade nos buques».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Galicia exige al Gobierno que aclare cómo se ficha a bordo de los barcos