Quienes viven del pescado fresco se conjuran contra el «alarmismo» con el anisakis


En tres de las nueve ponencias del congreso de Celeiro se habló del anisakis, el parásito del medio marino que aflora periódicamente en prensa y redes sociales minando la imagen de los productos del mar frescos, restándoles valor y retrayendo su consumo. Todos lses eslabones de la cadena mar-industria se conjuran contra el «alarmismo y la desinformación» que siembra dudas sobre la seguridad sanitaria del pescado.

No hay riesgo para la salud si se cocina al menos un minuto a sesenta grados o más y, en caso de consumirlo crudo o semicrudo, debe congelarse cinco días al menos a 20? bajo cero, lo que solo es posible en frigoríficos de tres estrellas o más.

Xabier Pera, responsable de seguridad alimentaria en Aecoc, detalló la guía de buenas prácticas elaborada para «combatir la desinformación y el alarmismo». Abarca todo el recorrido que hace el pescado desde que llega a bordo hasta que lo compra el consumidor final. Pretende minimizar la presencia del anisakis y evitar devolverlo al mar sin inertizar. Sectores pesqueros como Burela y Celeiro son referentes en la guerra contra ese parásito. También el Gobierno se suma a la lucha porque, según Pera, cuenta con dos expertos en comunicación que trabajan con los científicos «para responder y atajar noticias alarmistas».

Marta Munné, también de Aecoc, detalló resultados de un estudio de hábitos de consumo realizado en abril en España. El «miedo al anisakis» lleva a la quinta parte de clientes a elegir pescados donde no suele hospedarse o reproducirse, el mismo motivo porque lo congelan la mitad de quienes lo compran fresco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Quienes viven del pescado fresco se conjuran contra el «alarmismo» con el anisakis