El «Gran Hermano» a bordo levanta ampollas en la flota


Ya está a bordo y ha llegado «para quedarse», sostuvo en Celeiro Gabriel Gómez, director general de Marine Instruments. Conocido popularmente como el Gran Hermano, el control de la pesca con cámaras de vídeo levanta ampollas en la flota. Aunque «lleva más de veinte años» en barcos de gran altura, empresas como Marine Instruments prueban la observación electrónica en un pincheiro de Celeiro, en dos espaderos de A Guarda y, en la pasada costera, en dos boniteros.

Prueba de que la flota asume una medida de control que la incomoda, pero la Comisión de Pesca de la UE la defiende para que se cumpla la prohibición de los descartes. «Es un tema polémico», admitió en Celeiro el eurodiputado Millán Mon. Incluso Gabriel Gómez lo reconoce: «A nadie nos gusta que nos estén observando mientras trabajamos». Sin embargo, defiende su utilidad para estimar capturas y tamaños, verificar el veto a los descartes o identificar capturas accidentales. Con la máxima de «preservar la privacidad de la tripulación, porque no estamos para ser el Gran Hermano», propone sacarle más partido: «Que no sea solo una herramienta de control, sino que ayude a mejorar la valoración del sector como herramienta de selectividad, transparencia y competitividad»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El «Gran Hermano» a bordo levanta ampollas en la flota