Galicia perderá 37 millones si se recorta el cupo de merluza y jurel

La conselleira de Mar avaló con informes las graves consecuencias socioeconómicas de la propuesta de Bruselas


bruselas / E. La Voz

Con la mirada puesta en el Consejo de ministros de Pesca de diciembre, la conselleira de Mar, Rosa Quintana, se reunió ayer en Bruselas con el director general de Asuntos Marítimos y de Pesca de la Comisión en funciones, Bernhard Friess, para transmitirle las inquietudes de Galicia frente a la propuesta de totales admisibles de capturas (TAC) y cuotas que ha puesto encima de la mesa el Ejecutivo comunitario para el 2020. Quintana presentó una serie de informes que avalan el tremendo impacto a nivel social y económico que tendría el tijeratazo previsto por Bruselas para el sector pesquero de la región. Según ha estimado, de confirmarse los recortes propuestos para la merluza y el jurel, la medida tendría un impacto de 37 millones y afectaría a 3.600 tripulantes.

Los recortes propuestos para la merluza (-19 % en el Cantábrico Noroeste y -21 % en Gran Sol) supondrían unas pérdidas de 15 millones para la flota gallega, que alcanzaría la sangría de 22,8 millones al sumarle la caída de la facturación en lonja. Lo mismo con el jurel. Reducir un 41 % el cupo en el Cantábrico y el 50 % en la IXa significaría dejar de ingresar 13 millones, 13,8 contando el negocio de las rulas.

Cigala y tiburones

Quintana salió satisfecha de la reunión, pues Friess escuchó con atención la información, elaborada por la consellería, universidades y el propio sector y tomó nota de los estudios que aludían el estado de la cigala en las aguas del Cantábrico y a los perjuicios que la normativa de aletas adheridas causa al palangre gallego, en relación con sus competidores.

A través de los estudios presentados, Mar considera que ha quedado acreditado que Galicia quiere «manter os seus caladoiros na mellor situación de biomasa posible, pero para iso tamén necesita manter vivo o sector».

Quintana aprovechó el encuentro para recordar que la sostenibilidad que persigue la política pesquera común (PCP) se sustenta sobre tres pilares —el medioambiental, el económico y el social— e insistió en la necesidad de que estén equilibrados.

Conscientes de que la pesquería requiere una mirada a largo plazo, Galicia ha instado a la Comisión Europea a tomar medidas con vistas al futuro, acciones que permitan ir recuperando caladero, al tiempo que se da oxígenos a las empresas pesqueras.

La conselleira insiste en que todos los actores —Administraciones, sector y científicos, deben remar en la misma dirección para alcanzar un acuerdo equilibrado que garantice el buen estado de los recursos naturales y de las personas que se dedican a la actividad extractiva.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia perderá 37 millones si se recorta el cupo de merluza y jurel