Portos se aferra a la excepcionalidad de las rías para justificar que todavía no estén señalizadas las bateas

El proyecto se planteó en el 2015, tendría que estar ejecutado en el 2017 y a estas alturas todavía no ha arrancado


redacción / lA VOZ

La excepcionalidad y complejidad de las rías gallegas, el elevado número de agentes que intervienen, discrepancias entre Administraciones... Son muchos los factores que, según Susana Lenguas, presidenta de Portos de Galicia, han retrasado la ejecución del plan de señalización de las bateas, un proyecto planteado en el 2015, que tendría que estar ejecutado en el 2017 y que a estas alturas del 2019 todavía no ha arrancado siquiera.

Eso fue lo que ayer reprochó a la Administración gallega la diputada socialista Patricia Otero, que preguntó en la Comisión de Pesca del Parlamento de Galicia por el retraso en la ejecución del plan de señalización marítima, con todas las implicaciones que esa demora trae en materia de seguridad, y las previsiones sobre su cumplimiento.

Lenguas apuntó que en el 2020 «está prevista a licitación da execución do balizamento na entrada aos peiraos de Corme, Muros e Noia e tamén o inicio do expediente de contratación do documento técnico que permita esa sinalización no resto das rías». Una respuesta que infundió más dudas a los socialistas sobre que el proyecto esté acabado antes de que finalice la legislatura, como se habían comprometido. Pues si a estas alturas todavía no se ha puesto en marcha el de las rías de Corme y Muros-Noia porque era el más sencillo -apenas requiere 7 boyas-, es difícil aventurar la fecha para rías como la de Arousa, la de más actividad acuícola y marisquera.

Envergadura del proyecto

Que dotar de señalización a las rías gallegas no es tarea fácil lo sabe tanto el PSdG, como así reconoció Otero, como la Xunta, que primero se aferraba a la falta de autorización por parte de Puertos del Estado y ahora apuntó a discrepancias con la Comisión de Faros que apuntan a la necesidad de modificar el proyecto. Lenguas incidió en la envergadura del proyecto, dado que las rías tienen muchos puertos, obstáculos naturales, 65 polígonos de bateas... y, además, la señalización ha de ser homogénea y no crear confusión.

La presidenta de Portos abundó es que se está trabajando de forma continua y no «por cumplir el objetivo de tiempo vamos a minorar la seguridad».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Portos se aferra a la excepcionalidad de las rías para justificar que todavía no estén señalizadas las bateas