Bruselas denuncia incumplimientos en materia de desembarco

La Comisión Europea se queja de que faltan datos científicos para poder establecer los límites de capturas


Sin peces no hay industria pesquera que valga. Es un hecho incontestable que nadie niega. Ni las autoridades ni el sector ni las organizaciones ecologistas. Hasta ahí el consenso porque la cuestión de cómo gestionar los caladeros para recuperar las poblaciones sobreexplotadas es harina de otro costal. Nadie se pone de acuerdo. Quedó de manifiesto esta semana en la jornada de pesca organizada en la Eurocámara por la eurodiputada de Ciudadanos, Maite Pagazaurtundúa.

Faltan datos

Desde la Comisión Europea, Elisa Roller se quejó de la falta de datos científicos. Brillan por su ausencia y eso está dificultando las labores para establecer cuotas razonables. «En el 50 % de los stocks, la Comisión no cuenta con el consejo científico necesario para fijar los límites de capturas atendiendo al rendimiento máximo sostenible», admitió.

No se quedó ahí la protesta porque enseguida denunció el vacío de información que se ha generado en torno a los niveles reales de descartes a raíz de los cambios introducidos en la nueva Política Comunitaria de Pesca (PCP).

Incumplimientos

Roller alzó la voz para acusar a los agentes implicados en la pesca de no cumplir con los deberes en materia de obligatoriedad de desembarco y deslizó que el cambio de actitud de la industria a la hora de aplicar cambios enfocados a la sostenibilidad de las pesquerías responde más a una cuestión de resignación que de aceptación. «Vemos que se está haciendo poco sobre la obligación de desembarque y eso es algo que nos preocupa», aseguró.

Más coherencia

El sector no tardó en responder a la puya. El presidente de la Cooperativa de Armadores de Pesca del Puerto de Vigo (ARVI), Javier Touza, defendió los esfuerzos y enormes costes en los que están incurriendo para garantizar la sosteniblidad de los recursos y pidió a las autoridades europeas más «coherencia entre las políticas comerciales y las pesqueras», en referencia a la apertura de puertas a competidores como los chinos, quienes concentran el 50% de las subvenciones globales a la pesca. Una situación contra la que se hace cada día más difícil luchar. «Necesitamos cláusulas de salvaguarda para las importaciones de productos pesqueros y acuícolas. Que no se produzca una situación de competencia desleal», clamó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bruselas denuncia incumplimientos en materia de desembarco