Los estibadores amenazan con ir a la huelga el 25 de noviembre

El sindicato acusa a la patronal de dilatar las negociaciones del convenio colectivo y de actuar con mala fe


redacción / la voz

El sector de la estiba se pone en pie de guerra. Lo hace después de anotar otro fracaso en las rondas de negociación del nuevo convenio colectivo. Las conversaciones con la patronal Anesco saltaron por los aires el pasado 13 de noviembre, después del plantón que les dieron los empresarios a los representantes de los trabajadores. Desde entonces, las partes no se han vuelto a sentar para encauzar el diálogo. Una situación que ha colmado la paciencia de los sindicatos, quienes amenazaron ayer con acudir a una huelga de 24 horas el próximo 25 de noviembre y a otra huelga intermitente hasta el día 30.

Bloqueo portuario

El preaviso ya está sobre la mesa. El transporte marítimo de más de 30 puertos podría sufrir bloqueos y perjuicios económicos significativos aunque los representantes de los trabajadores descartan que la huelga intermitente de hora en hora precipite la suspensión de servicios o la pérdida de mercancías perecederas, peligrosas o que cubran necesidades estratégicas. Tampoco prevén que el tráfico de pasajeros regular se vea afectado así que han decidio prescindir de un calendario de servicios mínimos.

Con esta medida, los sindicatos quieren forzar a la patronal a sentarse a negociar de nuevo. Creen que, hasta ahora, los empresarios de la estiba no han negociado de buena fe el nuevo marco regulatorio del que dependen sus condiciones laborales. Acusan a sus representantes de dilatar los tiempos para conseguir que expire el acuerdo actual, dejando a los trabajadores sin ningún tipo de amparo el próximo 31 de diciembre: «La estiba quedará en un limbo legal sin ninguna garantía para los trabajadores, pues los convenios colectivos serán nulos», alertan.

Retribuciones mínimas

No terminan ahí sus quejas. Acusan a Anesco de faltarles al respeto y de mantener una actitud de bloqueo constante desde hace dos años, cuando se constituyó la Comisión Negociadora del V Acuerdo Estatal para la Regulación de las Relaciones Laborales. El sector de la estiba portuaria exige a los empresarios garantías de retribuciones mínimas y regularidad del empleo, algo que hasta ahora no ha sido satisfecho, según los trabajadores.

Este diario trató de contactar con la patronal, sin éxito. Sus responsables aseguraron en los lances previos a la última ronda negociadora que mostrarían «compromiso» y «responsabilidad» para desatascar las conversaciones con los sindicatos. Los estibadores no se fían y dan por hecho que habrá huelga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Los estibadores amenazan con ir a la huelga el 25 de noviembre