Emotiva despedida en Noia a José Manuel Castelo


Ribeira | La Voz

El accidente del Divina del Mar se convirtió en tragedia al fallecer uno de sus tripulantes, José Manuel Castelo Gudín, Pichón, de 48 años y natural de Noia. El hombre fue enterrado en la tarde de ayer en el cementerio parroquial de Santa Mariña do Obre. Decenas de personas acudieron al funeral, que tuvo lugar en la iglesia de San Martiño.

La salida del cadáver del templo fue uno de los momentos más emotivos tanto para la familia como para los amigos, conocidos y compañeros. Una de las personas más afectadas era el patrón del barco, Iván Carreño, con quien trabajó durante muchos años a bordo, pues era uno de los más veteranos de la tripulación del cerquero portosinense.

El suceso causó una gran conmoción en las localidades de Noia y Porto do Son, donde el marinero era muy conocido. Entre los asistentes al sepelio se encontraban la directora xeral de Pesca, Mercedes Rodríguez, los alcaldes de Porto do Son y Noia, Luis Oujo y Santiago Freire, respectivamente, así como representantes de cofradías de la zona.

Amigos del infortunado marinero resaltaron ayer su compañerismo y también su carácter afable, manifestando que era una persona muy apreciada entre sus allegados.

José Manuel Castelo Gundín era uno de los habituales en la costera de la anchoa a la que cada año acudía la embarcación Divina del Mar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Emotiva despedida en Noia a José Manuel Castelo