La UE pacta con Noruega y las islas Feroe subir un 41% la cuota de xarda

Cargan contra Islandia por haber pescado más del cupo que se había autoasignado


redacción / la voz

La UE, Noruega y las islas Feroe renovaron en Londres su acuerdo para gestionar la caballa del Atlántico nororiental. Las tres delegaciones acordaron fijar un TAC (total admisible de capturas) conjunto de 922.064 toneladas, lo que supone aumentar un 41 % las posibilidades de pesca con respecto a las aprobadas para este año. Ahora bien, a esa cifra hay que descontarle un 15,6 %, que se deja en reserva, según el pacto que firmaron las tres partes en el 2014. Así las cosas, a los Veintiocho les corresponden 454.482 toneladas; las Feroe se llevan 116.118, y Noruega se queda con 207.551.

Los firmantes del acuerdo arremetieron contra las demás partes contratantes de la NEAFC (Comisión de Pesquerías del Atlántico Nororiental): Islandia, Rusia y Groenlandia. Las acusan de estar minando todos los esfuerzos realizados para conseguir la sostenibilidad futura de la especie al no entrar en el pacto y asignarse la cantidad que creen que necesita su flota. Los dardos se dirigen especialmente contra Islandia. Ya no solo por autoasignarse la cuota que le vino en gana, sino por pescar todavía más de ese cupo que se reservó sin contar con nadie más.

Según plasmaron en el acta de la reunión la UE, Noruega y las islas Feroe, esas acciones unilaterales por parte del resto de los países con los que comparten stocks están detrás de que no se haya revisado al alza el TAC aprobado para este año en cuanto se conoció que el ICES (Consejo Internacional para la Exploración del Mar) había errado en sus cálculos y corrigió también hacia arriba su recomendación de cuotas.

De todos modos, los reproches del trío se quedan en eso: en simples reprimendas. Los firmantes del acuerdo no aluden a posibles medidas sancionadoras. Se limitan a invitar tanto a Islandia como a los otros dos países discordantes, Groenlandia y Rusia, a que se sumen al acuerdo para la gestión de la caballa y a desear que en años posteriores pacten con ellos las cuotas.

Acusan a Islandia, Groenlandia y Rusia de minar el esfuerzo para asegurar el futuro de la especie Una tibieza que exaspera a los profesionales gallegos, escaldados porque aún están pagando plazos de la sanción que les impuso la Comisión Europea por haber capturar xarda de más hace diez años. Multa que le llega cada ejercicio en forma de recorte de una cuota que no llega a remedios para una flota compuesta por más de 600 embarcaciones de distintas modalidades de pesca. Para echar más sal en la herida, el acuerdo recoge el consumo de cuotas de los países que pescan en el Atlántico nororiental, unos datos que evidencian que no se consumió toda la cuota. Aunque son datos provisionales, lo cierto es que la flota de la Unión Europea dejó sin pescar más de 140.000 toneladas. Tampoco Noruega agotó su cupo, quedando en el mar casi 8.000 toneladas de la cuota de que disponía. Y las islas Feroe dejaron sin consumir 20.000 toneladas de las 82.000 que tenía.

Ese sobrante es casi insultante para una flota compuesta por más de medio millar de embarcaciones que tienen que repartirse 25.000 toneladas, cuando hay países como el Reino Unido, que dispone de 152.115 toneladas; o Noruega, cuyos profesionales pesqueros tienen posibilidades de 135.000.

Cerqueros de Acerga dicen que el aumento dejará en evidencia la brecha entre barcos

Evidentemente, que el TAC de xarda vaya a subir un 41 % es algo que satisface al sector gallego. Ahora bien, no va a resolver los problemas de una flota que tiene en la costera de esta especie uno de sus principales desahogos económicos. La pescan las artes menores, la captura el cerco y la extrae el arrastre: más de 600 embarcaciones que deben hacer equilibrios para no consumir ni un kilo más de esos 25 millones que el año pasado llegaron de Europa -aumentados después con intercambios con otros países-.

Y es que subir el cupo un 41 % significará que España dispondrá de 35.250 toneladas, una cantidad que seguirá siendo insuficiente para cubrir las necesidades de una flota que cada año se las tiene que ver y desear para no sobrepasar su cupo.

 Desigualdades

A mayores está la cuestión del reparto por embarcación. A juicio de los profesionales de la Asociación de Armadores de Cerco de Galicia (Acerga), lo único que hará ese incremento es poner en evidencia las grandes diferencias que hay entre embarcaciones: «O que ten moito terá máis, e o que ten pouco terá un pouquiño máis». Lo dice Andrés García, portavoz de Acerga, la organización que gestiona la cuota conjunta de más de un centenar de embarcaciones. «Témonos que xuntar, porque de outra maneira habería barcos que non poderían pescar, porque apenas lles tocou nada».

García insiste en que esa brecha tan profunda tiene que ser corregida con un cambio de modelo de reparto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La UE pacta con Noruega y las islas Feroe subir un 41% la cuota de xarda