Mar, dispuesta a pasar factura al Estado por Gardacostas, que le cuesta 22 millones al año

La conselleira planteó a Fomento la necesidad de alcanzar un convenio de colaboración más equilibrado


redacción

Galicia es la única comunidad autónoma que dispone de un servicio propio de salvamento y lucha contra la contaminación: el Servizo de Gardacostas de Galicia. Cuesta a las arcas autonómicas 22 millones al año y es una prestación en la que, según su subdirector xeral, Lino Sexto, en el que no se escatimó ni un euro en el presupuesto ni siquiera en los años más duros de la crisis. Y todos los medios de ese servicio, los marítimos como los aéreos, se ponen a disposición de la Sociedad Estatal de Salvamento Marítimo (Sasemar), sin que desde el Estado se haga aportación alguna por las asistencias que demanda a Gardacostas. Eso es así en virtud del convenio de colaboración entre la Xunta y el Ministerio de Fomento suscrito en el 2006, en el que Galicia ha cumplido «sobradamente», según opinó ayer Lino Sexto en la Comisión de Pesca del Parlamento gallego. Pero se trata de un pacto muy desigual, en el que Galicia pone de más. Por eso la consellería está pensando en «reformular o actual convenio» y así se lo trasladó Rosa Quintana al secretario de Estado de Infraestructuras, Pedro Saura, para mejorar esa colaboración. Una revisión que conllevaría pasar factura al Estado por esas aportaciones que ahora realiza gratuitamente para, de esta manera, hacer posible que el servicio alcance el nivel de excelencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Mar, dispuesta a pasar factura al Estado por Gardacostas, que le cuesta 22 millones al año