Galicia calcula que los espaderos perdieron 10 millones al año por no poder cortar la aleta al tiburón

Mar defenderá con un informe de la Universidad de Santiago que la política de aletas adheridas se imponga a todas las flotas


Redacción - La Voz

Diez millones de euros al año. Es lo que el Grupo de Investigación en Economía Pesqueira e dos Recursos Naturais de la Universidade de Santiago calcula que dejaron de ingresar los palangreros de superficie a raíz de la implantación de la política de aletas adheridas, que impidió a la flota cortar a bordo las extremidades del escualo y desembarcarlas separadas de sus cuerpos.

Son datos que ayer se dieron a conocer en el Consello Galego de Pesca, en el que se guardó un minuto de silencio por el marinero del Novo Cristo de Laxe, fallecido esta semana en la ría de Pontevedra.

Según el estudio, el hecho de tener que desembarcar el tiburón con la aleta adherida implica una reducción de la capacidad de almacenamiento en las bodegas de los barcos y, por tanto, «unha minoración do valor do peixe que provoca importantes prexuízos económicos para a frota comunitaria en relación coas doutros países non obrigados a cumprir esa regulación».

Con este informe, Galicia volverá a pedir al Estado que se extienda esta prohibición a todas las flotas para eliminar las desventajas en que se encuentra la flota gallega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Galicia calcula que los espaderos perdieron 10 millones al año por no poder cortar la aleta al tiburón