Bruselas propone recortar la cuota de merluza gallega en un 20 %

Galicia se ve seriamente afectada con otras especies, como el jurel y la cigala


Bruselas

La Comisión Europea ha presentado la propuesta de cuotas de pesca para el 2020. En la oferta de Bruselas, Galicia se ve seriamente afectada por el recorte del 20 % en la cuota de merluza, el 50 % de las posibilidades de pesca del jurel y el 23 % de la cigala al sur de Fisterra, pues de ahí para el norte lleva tres años vedada. El reparto analiza las oportunidades con rendimiento máximo sostenible para 72 poblaciones en el Atlántico y mar del Norte para el 2020.

La merluza de aguas ibéricas ha sufrido un revés con una propuesta de reducción del 20 % de su cuota, lo que implicaría pasar de las 9.258 toneladas aprobadas en el 2019 a las 7.406 del próximo año.

No ha tenido más suerte la merluza del golfo de Vizcaya, con un recorte del 19 %, o la de Gran Sol, un 21 %. Según el Ejecutivo comunitario, la disminución para la merluza se corresponde con el «menor corte posible, ya que cuenta con un buen estado de biomasa». Consideran que una reducción «limitada de la presión en la pesca será suficiente para mantener las poblaciones en buena forma».

Para las poblaciones para las que no existen planes plurianuales, la Comisión ha recurrido a las estrategias propuestas por los consejos consultivos, como ha sido el caso del jurel. El chicharro ha recibido un tijeretazo muy importante en la propuesta de Bruselas. Para la especie en el caladero gallego se sugiere un tijeretazo del 41% -en el Cantábrico- y un 50%, para el del litoral atlántico. Esto supondría pasar de 18.858 toneladas a 11.179, y de 94.017 a 46.659, respectivamente. En el golfo de Vizcaya, al igual que en la zona de Gran Sol, sufrirá un recorte del 41%.

Las aguas que bañan entre el sur de Fisterra y el golfo de Cádiz se verán afectadas por una reducción del 23% en la pesca de la cigala y en un 3% con el rape, al igual que el Cantábrico. Sin embargo, se verán compensadas por los incrementos del lófido en el golfo de Vizcaya de un 8% y en el Gran Sol del 7%. Las posibilidades de pesca para el stock de gallos incluyen incrementos en un 12% en el Cantábrico, un 5% en el golfo de Vizcaya y un 3% en el Gran Sol.

Así, la Comisión Europea vuelve a proponer, por cuarto año consecutivo, el estancamiento de la cigala cantábrica. Propone mantener la pesquería cerrada y destinar las 3 toneladas permitidas para uso científico.

Las posibilidades o cuotas de pesca se establecen para la mayoría de poblaciones de peces de interés comercial. La Comisión Europea prepara la propuesta basándose en dictámenes científicos de organismos consultivos y el reparto final se cierra anualmente por parte del Consejo de ministros de Pesca, que este año tendrá lugar entre el 16 y el 17 de diciembre.

Según la Comisión Europea, la pesca sostenible está de enhorabuena en la UE, ya que ha pasado de 5 poblaciones con niveles de rendimiento máximo sostenible en 2009 a 59 en el 2019. Para el comisario de Medio Ambiente, Asuntos Marítimos y Pesca, Karmenu Vella, la propuesta presentada hoy «consolida nuestros esfuerzos para la pesca sostenible» en las aguas del Atlántico y el Mar del Norte. Se ha felicitado porque, gracias al aumento constante en el número de poblaciones saludables «ha habido un incremento en las ganancias de nuestro sector pesquero. Este es el resultado de una gestión responsable esfuerzos continuos de implementación, principalmente por parte de nuestros pescadores, quienes son los primeros en implementar nuestras medidas de conservación y también los que más se benefician de mayores rendimientos», ha añadido.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Bruselas propone recortar la cuota de merluza gallega en un 20 %