El BNG dice que Mar actúa por venganza al cobrar por dejar las redes a la intemperie en Portosín

Insta a Portos a subsanar las deficiencias de un puerto en el que recauda más de 170.000 euros


redacción / la voz

El BNG local de O Son ha reaccionado casi tan airado como los propios afectados al anuncio de Portos de Galicia de que a partir del 1 de octubre va a cobrar una tasa a los armadores por ocupar con sus redes espacios descubiertos a pie de muelle. Que les pasen factura por dejar los aparejos al descubierto cuando llevan años reclamando la construcción de naves para los armadores es incluso «insultante», dice Balbino González, portavoz de los nacionalistas sonenses. Este no alberga duda alguna de que la Consellería do Mar actúa por «venganza», que trata de tomarse la «revancha» por la huelga que los cerqueros de Portosín realizaron contra el reparto de cuotas.

De otro modo no se entiende que no haya inversiones en este puerto, cuando se ha reclamado varias veces la construcción de casetas, el dragado del puerto, que se repare la nave de rederas... Sin éxito. Esa inacción es chocante cuando Portosín es «un porto de bandeira», el primero de Galicia en potencia de cerco. Por eso el BNG señala que deberían retirar una tasa que imponen «só por pintar unhas raias no muelle», dado que ocupar ese espacio debería ir incluido en el 4 % que ya pagan: 170.000 euros para Portos el año pasado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El BNG dice que Mar actúa por venganza al cobrar por dejar las redes a la intemperie en Portosín