Criando peces con mimos digitales

Un proyecto tecnológico mejorará el bienestar animal y la eficiencia energética en la acuicultura


redacción / la voz

Velar por el bienestar animal a la vez que se reduce el gasto energético, se optimiza el aprovechamiento del alimento y se planifica el crecimiento de algas y peces. Es el objetivo del proyecto Acuicultura Digital Abierta (ADO), que llevará a cabo la UOC (Universitat Oberta de Catalunya) con financiación de la UE, y que prevé el desarrollo de una tecnología para facilitar el monitoreo preciso y continuo de los parámetros básicos en el agua. Mediante sensores electrónicos de bajo coste, se controlarán parámetros como el pH, la temperatura, la turbidez o el oxígeno del agua en el que se cultivan distintas variedades de peces en Cataluña, donde, según la UOC, hay unas 150 empresas que se dedican a la cría de especies acuícolas, un sector que emplea a más de 2.000 personas.

Pero, además, el proyecto ADO impulsará soluciones tecnológicas que permitan la digitalización de las plantas con elementos básicos. La iniciativa facilitará sistemas de adquisición de información, además de plataformas de código abierto para almacenarlos y visualizarlos. Uno de los fines es definir formatos de datos y estándares que permitan a productores pequeños y medianos obtener casos de éxito con inversiones mucho menores respecto a otras tecnologías.

Reducción de costes

«Un sistema de digitalización de datos al que se puede conectar un sensor de turbidez puede costar unos 4.500 euros, mientras que una solución con herramientas de código abierto, más básica pero funcional, menos de 400, lo que supone un ahorro de un 90 %», destaca Xavier Vilajosana, coordinador del proyecto. «No pretendemos hacer competencia al sector, sino dinamizarlo, motivando la digitalización, desarrollando demanda y, por tanto, competencia», añade.

La iniciativa creará soluciones que no requieran intervención humana para obtener y procesar datos ni tampoco experiencia para gestionar la instalación y el despliegue, con lo que se reducirá el número de accidentes. «Significa una mejora tecnológica sin precedentes en la acuicultura, un sector de producción en el que la adopción de tecnología debe estar motivada por casos de éxito e inversiones limitadas, sobre todo en plantas pequeñas», concluye el catedrático de la UOC.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Criando peces con mimos digitales