La valenciana Sea8, propietaria de Aquacría Arousa, invertirá 2,7 millones en su planta de Portugal

Los planes de expansión incluyen también las instalaciones situadas en Cambados


redacción / la voz

Hace dos años, el grupo inversor Atitlan, controlado por el yerno de Juan Roig (presidente de la cadena valenciana Mercadona), se hizo con el 100% del capital de Aquacría Arousa, una empresa acuícola especializada en la producción de lenguado y rodaballo y titular de una piscifactoría en Cambados -por aquel entonces, propiedad del hijo del exministro Abel Matutes-.

Esa operación se materializó a través de la sociedad Sea8, que ya poseía dos empresas situadas en el norte de Portugal, concretamente en Murtosa, (Aveiro), donde se engordan cuatrocientas toneladas de lenguado cada año, y en Estela (Póvoa de Varzim), dedicada a la cría de alevines de esta especie. En esta última han comenzado las obras de ampliación de su planta de maternidad, trabajos a los que se destinarán 2,7 millones de euros. Una actuación que se enmarca en los planes de reforzamiento del liderazgo de la compañía en el sector de la acuicultura sostenible. De hecho, la empresa puntualiza que «el conjunto de inversiones se aplica a las tres plantas» de modo que «se trabajará también en el crecimiento de la ubicada en Cambados».

Sea8 cerró el ejercicio 2018 con 5,8 millones de euros en ventas, por debajo de los 6,5 del año anterior, un descenso que atribuye, como recoge en los resultados difundidos ayer, a un «incremento de la biomasa en stock», el largo ciclo de cría y crecimiento del lenguado, que marca la evolución del producto que puede salir al mercado, y que permitirá «aumentar las ventas en el 2019». El Ebitda (el beneficio bruto de explotación) se situó en 1,15 millones de euros, un 26 % más.

Con una plantilla total de 55 trabajadores (23 de ellos en la planta gallega) y una producción anual de 700 toneladas de lenguado, el objetivo es alcanzar las cinco mil en los próximos años. En un contexto mundial en el que desciende la pesca salvaje de esta especie y se reducen las capturas autorizadas por parte de la Unión Europea, la acuicultura crece como método de producción. En el caso del grupo levantino, su sistema de última generación incorpora tanques en tierra firme que evitan cualquier impacto sobre el medio marino. El método ‘Acuicultura 3.0’ proporciona a los lenguados «las mejores condiciones de estabulación y estabilidad ambiental que necesitan para una óptima utilización de los recursos disponibles», indica la compañía.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

La valenciana Sea8, propietaria de Aquacría Arousa, invertirá 2,7 millones en su planta de Portugal